Nuestra particular Utopía: Venezuela Indestructible 

Sí nuestra decana es “El Mar de La Felicidad”, cuál será el magnánimo epíteto de esta utopía roja rojita. ¿Y por qué una utopía? lo cual no es ironía, sino un lucido ensayo. 
Diseccionemos este Reino Milenial Socialista. Primero para los críticos, amargados y pesimistas de siempre. Recuerden que no hay que vivir el presente como buscando la felicidad para disfrutar el futuro, sino que hay que vivir el presente a toda plenitud, para no decir luego: “éramos felices y no lo sabíamos” “recuerdo esas convivencias vecinales cuando venían las mexiclap” por ejemplo, entonces darnos cuenta que desperdiciamos la dicha en muchas vivencias la cual considerábamos rutinarias pero que después que la apreciamos con el cáliz de la melancolía, llegamos a ver esos maravillosos momentos que no valoramos en ese fugaz pasado. Entonces de acuerdo a este argumento, en estos momentos de brutal desabastecimiento y de encarnizada guerra económica, se podrían estar perdiendo muchas de estas valiosas perlas. Es cierto que se está viviendo en el país al revés, en ver a efectivos del honor es nuestra divisa, siendo unos vulgares parqueros de colas, vigilantes de los supermercados, cuando deberían estar resguardando las fronteras o al menos cobrando sus coimas en las minas, reservas forestales y miles de alcabalas. Pero el espíritu inicial del Galáctico, el férreo populismo que implantó y lo que aún el clientelismo político que puede cancelar la chequera loca de PDVSA, puede demostrar que se está en una utopía; sí olvidamos un poco los estragos de la Dieta Maduro, el bloqueo tecnológico y económico que produce el vil control de cambio, la brutal inflación, la diáspora de los me iría demasiado, la falta de medicinas en donde te puedes morir por un raspón; la revolución alimentaria por las inéditas arepitas de yuca, batata y auyama, la renuncia al progreso tecnológico en las telecomunicaciones y internet porque CANTV es un cementerio, CONATEL es el policía de los medios y el resto de operadoras están a punto de declararse en banca rota; el campo venezolano parece un capítulo de la tierra sin humanos o en versión criolla: “el gobierno de los chavistas”; ser las únicas panaderías en el mundo donde la gente pregunta si hay pan; en fin estas y otras escatológicas calamidades que están definiendo ser venezolano. 
Aunque esas pocas calamidades puedan sonar más a que vivimos hace rato en una distopía petrolera, tampoco es para tanto; no se ha caído en la hambruna como en Sudán del Sur o en la ola de refugiados de Siria, ni tampoco se padece una cruel dictadura como los hermanos en Corea del Norte. A duras penas se puede comer al menos dos veces al día, claro las proteínas son casi una figurita en los libros de educación para la salud de la años 90’; aún se puede criticar al gobierno, los patriotas cooperantes no están tan extendidos y un condominio en el Helicoide suena al coco de la MUD. Así que todas estas imágenes dantescas, podrían ser sensaciones de los laboratorios del eje Bogotá-Miami-Madrid. 
Y por qué es una utopía populista, sueño mojado de Marx, el Che Guevara y el Galáctico. Se recreará el día a día de una habitante de esta comuna idílica. 
Principio de semana, toma una unidad de las decenas de trans que el coletazo de la época de las vacas gordas pudo comprar. Qué sistema de transporte más moderno, eficiente, se parece al de Londres, pero no cuenta con nuestros chóferes educados y disciplinados en revolución que no permiten que la actitud dicharachera del venezolano hable en voz alta, hable acaloradamente con sus vecinos y compañeros. Nuestra heredera de las heroínas de esta Indestructible Venezuela se dirige a la oficina del Banco de Venezuela más cercano, allí luego de una kilométrica cola, retira en inmortales billetes de 100 de la beca redentora del momento “Hogares de la Patria” De regreso a su casa, toma un ejemplar de los únicos periódicos que la Corporación Maneiro le provee papel, un “Ciudad Maracay” u otro clon de similitudes doctrinarias, se dirige a uno de la zonas de paz, donde se volvieron a los tiempos de la Venezuela agraria donde podías dormir con la puerta abierta, porque si un raterito se le ocurriera robarte lo denuncias ante el tribunal, civil, penal, de menores, mercantil, laboral, de la moral, la convivencia vecinal, un verdadero TSJ, el cual se llama eufemísticamente “los muchachos”, el Pran delegado de Tocoron o de cualquier centro de reclusión para que le den un patero; ya eso de denunciar un vecino en la prefectura, la policía, el juez de paz, eran los tiempos de la cuarta, en estos belicosos tiempos de la quinta, con “los muchachos” si harán caso a tu reclamo. En materia alimentaria, cada quince días te llega tu mexiclap, alimentos subsidiados para aumentar la fortuna a algún enchufado. ¿Qué hace falta diversión “circo” para el pueblo, además del escaso pan?, este creativo gobierno se le ocurre otra prueba de lealtad, otra etapa de su particular Survival Horror, el Carnet de la Patria, para que la gente madrugue y socialice con sus vecinos en ocho horas de colas, ahora que ya se están olvidando de ir a madrugar a los supermercados, porque los productos regulados ya se están dolarizando.

 

Que nos estamos muriendo de hambre, que nos estamos  quedando rezagados tecnológicamente, que no hay medicinas, que el hampa no está masacrando. Entonces como poseídos algunos ingratos se van del país para ser la servidumbre, no de Europa o Norteamérica, sino en algo más vergonzoso, en la servidumbre de Latinoamérica. 
Entonces se está en esta utopía, protegida por un estado policial pero hamponil, donde los gobernantes ya no serán elegidos democráticamente sino que basado en el poder de sus AR15 como machos alfas, se imponen tribalmente y bajo coacción desde cobrar sus causas, aplicar desalojos forzosos por manchar la rutina hasta regular la vida sexual de sus sumisos vecinos. 
¿Pero sigue siendo una utopía? Si se lo preguntas a un creativo del SIBCI o algún miembro de una UBCH, Frente Francisco de Miranda, CLAP u otro franquicia ideolizante forjada por el G2 o el españolito Serrano, estamos viviendo en el paraíso del socialismo, en la VENEZUELA INDESTRUCTIBLE no en esa que se mueren sus niños envenenados por yuca amarga, donde los recién nacidos son recibidos en canastillas de cartón. Pero que va, eso es amarillismo en tiempos de bachaqueos, leyendas urbanas bolivarianas, lo más cercanos en casos aleatorios o maquinalmente manipulados por la derecha maltrecha. 
Así que está Utopía Roja Rojita, fingida y coaccionada por el cada vez más escaso pan y circo del momento, salen esos venezolanos secuestrados por el chantaje y el terrorismo del pranato, sonrientes  en las promociones del siniestro SIBCI, recibiendo las llaves de Tu Casa Bien Equipada, las cuales ya suenan a leyendas, las cajas del Mexiclap y otras baratijas que el clientelismo político pretende seguir chantajeándonos. 
De esta manera llegamos a esta progresiva Utopía para algunos y cuenta distopía para otros, que ni Stephen King se hubiera imaginado con su Cúpula. Así que está nuestra Cúpula, la Venezuela Indestructible, con los ojos del Galáctico vigilando los pasos de sus herederos desde el más allá revolucionario. 

Anuncios

El Carnet de la Infamia 

Cientos de teorías se ciernen sobre este nuevo parapeto rojo-rojito, ríos de tinta dilucidando sus verdaderos propósitos, ¿Será un guiso más para la sobrevivencia de la Gerontocracia Antillana? ¿Un nuevo corre-corre para medir la lealtad a la Revolución? ¿Un plan post-hayaquero para que las UBCH no se depriman porque ya no va a ver más elecciones y por lo tanto se privarían de sus ingresos forjando votos? ¿O será otra estrategia distracciónista para tener al pueblo distraído en una cola, pensando con el estómago vacío y creyendo idiotamente que mágicamente que ahora si van a venir los beneficios que la perversa Guerra Económica les ha truncado y que ahora si le van a dar su apartamento de Gran Misión Vivienda, la pensión de Amor Mayor, Canaimitas, Tablets y hasta el cupo cadivi? ¡Que ilusos! 

Así que sí hay recursos para carnetizar a una nación pero no hay material para sacar una cedula de identidad. De esta manera, el tan mentado carnet, lamentablemente es otro fraude de la factoría madurista, al mismo estilo de los decretos mensuales de ampliación de la vigencia de los billetes de 100, y al igual que esta genialidad, todavía no acertamos o no entendemos su verdadero propósito. Por supuesto cada quien en la calle tendrá su opinión, pero la verdad estará guardada bajo siete llaves en La Habana, como un ingrediente secreto de la fórmula millonaria de su Coca-Cola de petrodólares.

Otros opinarán que el carnecito solo es la Libreta de Racionamiento en versión criolla, pero más moderna y con más herramientas coercitivas y no tenerlo implica no comprar ninguno de los productos que el clientelismo político madurista pretende seguir exprimiendo para ver si llegan al 2019. 

Sea como sea el Patriótico Carnet es peligroso, no tenerlo para alguien  que vive en una zona popular, más que perder todos los pinches beneficios que el control de cambio les permite a los testaferros de los enchufados y boliburgueses volverse descaradamente multimillonarios, es que se convierta en una especie de Lista de Tascón; en una nueva arma de persecución política pero para los extratos D y E; en un nuevo motivo para decirle al Departamento de Estado que soy un perseguido político porque los voceros de mi barrio me denunciaron por traidor a la Patria por no importarme sacar el milagroso Carnet. 

Así estamos, esperanzados que el carnet va a volver  el tiempo de las vacas gordas, que el petróleo va a aumentar como en la tiempos del Galáctico, en donde viviremos en un utópico socialismo a la carta, con trenes supersónicos del Elorza hasta Macuro, donde volverán las cabañuelas para gobernar el tiempo y crecerán bolsas de leche con propaganda alienante por las epopeyas místicas y legendarias del Galáctico. Pero también crea una zozobra en los no alienados con el proceso, con los rebelados que no se comen esas patrañas del paternalismo chantajista de este gobierno; en los que la Dieta Maduro aún no le han carcomido los dos dedos de frente para pensar y caer en el juego distracciónista de mantener a la gente en una cola y en no ocurrirseles protestar, ni mucho menos pensar, opinar. La estrategia madurista, no sabemos si por consejo de los socialistas sifrinos de Alfredo Serrano o por el G2, es mantener al pueblo como en una gimkana socialista, en nuestra vernácula versión de Los  Juegos del Hambre, solo hecho en Socialismo.

Así que los ilusos, los cobardes, los conformistas, los soñadores, los fantasiosos, a pasar sus ocho horas de cola, a aguantar las múltiples caídas de sistemas de  la desmantelada plataforma de CANTV, a engrosar su cartera con otra tarjeta inservible y agregar una plegaria más para que llegue el pan y circo de turno y seguir manteniendo a este astuto régimen. Vayan y denle trabajo a las UBCH y a las roscas del CENCOEX para que sigan asignando dólares preferenciales y los mártires de la Revolución sigan raspando la olla y engrosando sus cuentas en los paraísos fiscales.
El reto es entonces para los valientes y no ceder al chantaje del Gigante Rojo y su avasallante hegemonía comunicacional; una prueba de fuego en no dejarse marcar por este sello de la Bestia de clientelismo político y si en verdad se convierte en una lista de Tascón, en instrumento de discriminación y persecución política y no te asignaran ese taxi, ese Chevi, no pudieras recargar las tarjetas de los yutong, no te llegara las cajas de los CLAP. Bueno Dios proveerá. Papá Gobierno no lo es todo

Cancer Presidencial, 2° Gran Misterio Colisionador de la Mitología Chavista

En el largo transcurrir de esta aventura de 13 años de una pretendida Revolución Socialista, sin contar la asonada frustada transmutada en profética, mucho ha sido el verbo que se ha desatado, ríos de tinta, de titulares, de gacetas, de sesudos análisis de opinión; pero una cosa es segura, más nunca Venezuela será aburrida política, económica y socialmente. Desde el por ahora no ha cesado un día que no se ha generado noticias, escandalos, denuncias, amenazas y insultos. Y de entre todo ese maremagnum de lugares encontrados, de frases, de eventos, de momentos; se ha venido construyendo una mitología chavista, una típica cosmovisión política venezolana, heredera del costumbrismo latinoamericano, del endémico caudillismo y del peculiar humorismo criollo producto del bochinche, el relajo y de la jodedera.

Reconociendo entonces que esta realidad político social de Venezuela mantendrá ocupado por unos 100 años más a los intelectuales de turno, es preciso resaltar que en entre toda esta vorágine de anécdotas y información, por los momentos han surgido dos (02) grandes eventos, los cuales no se exagera al denominarlos Grandes misterios colisionadores de la mitología chavista, los cuales son: la muerte de Danilo Anderson, envuelta en un halo de misterio, intriga y altas traiciones, con todos los ingredientes para caldo de cultivo de las más variopintas teorías conspirativas y esta segunda que nos ocupa actualmente: el misterioso, escatológico, inoportuno e indefinido cancer presidencial. Padecimiento que ha sumido en vilo no solo a toda una nación sino igualmente a buena parte del mundo, en una carrera contra el tiempo, la especulación y la interpretación de las distintas cábalas, augurios, profesías y diagnótiscos sombríos sobre el desenlace de este enfermedad de estado.

Asistimos diariamente a los carnavalescos mítines de apoyo espiritual a favor de la salud del Comandante y vemos con sorpresa que el mediático cancer no solo ha estremecido a la soberbia de la Revolución socialista del siglo XXI sino que ha sido catalizador de un sorprendente movimiento ecuménico, un sincretismo nacionalista con personalidad llanera y los espirítus de la sabana como decanos de ese concilio lastimero que mueve la maquinaria partidista. Oraciones, rezos y místicas danzas indigénas se han unido en una competencia de postestades para reclamar la salud del endiosado presidente; oportunistas pastores, curas, santeros y toda suerte de seudos sacerdotes oficiantes de cualquier fe, esperanza, prosperidad y patraña superacional, elevan sus más entrañables deseos de sanidad. El #palantecomandante, guerrillero comunicacional, atiza a una Venezuela convulsionada por las mareas rojas rojitas de empleados de PVSA, los mercenarios del Frente Francisco de Miranda y toda la fauna tarifaria que pueda comprar los petrodolares. Es allí que atisbamos que no estamos en la hacienda principal del caudillo mesiánico bolivariano de turno, sino que somos participantes de un contemporáneo reality show latinoamericano habilmente orquestado por la gerontocracia castrista, el cual ha dado un inesperado giro telenovelesco pero que astutamente los matusalenes caribeños han logrado sortear olimpícamente y lo han transformado en una ventaja competitiva, apelando a la legendaria solidaridad venezolana que a todo lo malo lo reverencia como sacrosanto.

Así que el místico tumor recurrente de la zona pélvica , el cual José Marquina barajea que sería un leiomiosarcoma, es a la vez colisionador y unificador, dos caras de una misma moneda como sea el cambio que generará finalmente; si eleva al Comandante Presidente al olimpo de los guerrilleros del tiempo, al lado del Che Guevara, insertándolo en la folclórica mitología venezolana, al lado de Guaicaipuro y María Lionza o si sana por las elevadas y multitudinarias vigilias plañideras de ceñirse de cilicio y revolcarse en ceniza, las cuales desatarían las bandas espectrales de Venezuela y vuelve como un semidios venciendo ahora a la capitalista muerte o en cambio por única vez el difuso electorado venezolano vota por convicción y no por pasión.

Espereramos la jugada final de…¿Los espíritus de la sabana?

El Sapo Laboral

En el competitivo mundo de la fauna laboral abunda este tipo de personaje: el sapo laboral o sin eufemismos por delante, abundan los pajuos laborales. Es tan complicado el accionar de estos espécimenes en el ambiente laboral que estadísticamente hablando todos son probabilísticamente  unos sapos en potencia; porque hasta uno mismo atenta contra su integridad laboral al írsele la lengua más de la cuenta por estar comentando como si de un contacto de Facebook se tratara.

Algunos dirán “Es que es difícil no comentar con los compañeros sobre el jefe látigo que tienen, sus caras de burro diarias como de una foto de muro se tratara, sus prepotencias, los malos sueldos, entre otros temas de inconformidad” Es una catarsis, poder desahogarse de todas las amarguras sufridas en el trabajo; una manera de integrase al proceso de socialización laboral al compartir las vivencias y opiniones entre los compañeros. Todo esta bien, pero después vienen los ayayay “Porqué dije eso, se lo dije a Ramonita, ay eso es como si se lo dijera a todo el mundo” Entonces es necesario conocer más de estos personajes, algunos dirán, “Yo se quienes son los pajuos en mi trabajo, son fulano, mengano y sutano y yo a ellos no les digo nada” Pero como dije más arriba no sabemos quienes son los sapos y los sapotes, por que si como de una novela de espías fuera hay hasta agentes dobles, pajean al jefe pero también pajean a sus compañeros; estos son los más peligrosos, no sabemos a quienes son leales, las verdaderas víboras.

Pero qué hacemos, nos volvemos unos ermitaños laborales, voy cumplo mi trabajo, no hablo con nadie, no entablo amistad con nadie; entro con mi carota de burro del día, me sabe si la jefa vino bien buena hoy o si vino de buen humor ¿Ah? Me digo a mi mismo y se lo digo cuando me pregunten que estoy allí es solo por la quincenita y más nada, me sabe la amistad y todo esa cursilería y romanticismo laboral de mi amiguito de trabajo. Viendo desde esta óptica, tampoco es el camino, definitivamente hay que integrarse, confraternizar, compartir, entablar amistades, hasta enamorarse.

En un destello de observación cuasi científica, desentrañando con la ayuda de los preceptos del comportamiento organizacional, he aquí una descripción de los tipos de sapo más comunes que te encontrarás en tu medio laboral

El Lengualarga: No son sapos por naturaleza, no quieren hacer daño, pero no pueden guardar nada, hablan más de la cuenta; en todo momento y delante de quién sea. Es Fácilmente reconocible, todos le huyen.

Soldadito de batalla o Caballito de batalla: es el imprescindible del jefe, el que hace todo sin chillar, va sube el everest y va al polo ártico sin chistar. Los trabajos más desagradables los hace. Todos lo odian, porque le demuestra a los jefes que los demás son unos flojos, porque si lo hizo Ramirez porque los demás no lo hacen. Generalmente estos soldaditos no son sapos, no quieren pajear a nadie, pero por sus acciones les tumban las trampas a muchos

El Lambiscón: Es parecido al caballito de batalla por lo fiel, pero este es más rastrero, más jala-jala pues hablando, es el que más se distingue. también lo odian, por jala-jala, pendejo y que les hace caer las trampas de los demás. Y ahh este es el que invita al jefe a comer parrilla en su casa y les regala Buchanes 18 años a los jefes, una joyita valiosisima que todo jefe anhela tener.

El lleva y trae: Peligrosísimo, mete a muchos en chisme, hace daño. Muchos lo tienen de aliado porque siempre tiene información valiosa, pero por su misma condición patológica con el chisme puede ser un arma de doble filo.

El Metódico: Este es parecido al soldadito, le gusta su trabajo, lo hace bien, pero en el camino con su mística pajea a sus compañeros. Siempre respetando la metodología, el cronograma, la planificación, los objetivos, la misión y toda esa parafernalia empresarial y organizacional de folleto. Este es el que en el liceo y en la universidad sacaba a los compañeros del trabajo porque no colaboraron. Esta bien ser metódico, pero hay veces que al final también te patearán ese rabo como al trampero y tu metodología no va a darle comida a tus hijos

El hablador de paja: se parece al lengua larga, pero este es un inconformista, habla de todo el mundo, especialmente de su pareja, de los padres, de los jefes, de ellos mismos y cuando te resbales te zumba tu crítica destructiva. parece pana, a veces es agradable escucharlos, se parecen a los casos que relataban las propagandas de regional light, en donde decía que “ser tan transparente no siempre es lo mejor” Así que cuidate y cuida tus espaldas, porque te van a rayar, pajear y avergonzar delante de todos.

El Sapo Mayor: Este es el que abiertamente te pajea de frente, anda a la caza de ver quien se resbala para montarle una acta, hacerle un informe, delatarlo con los jefes. Se parece al metódico, pero al contrario de aquel que hace de sapo por querer su trabajo, ser ético, este lo hace por maldad, por hacer daño, para que te boten. A este todos le temen pero es el que más maquinan para hacerle daño.

Entonces, como es algo inevitable, siempre va a ver sus sapos, los que quieren agradar al jefe para que lo tengan siempre en gracia, los que solo quieren hacer daño; tendremos que tener mucha prudencia, ser muy sutil a la hora de comentar cualquier cosa, hacerle un seguimiento y leer bien a las personas, para ver si son dignos de confianza, contar con un grupo pequeño de camaradería que se confían todo y nadie dice a nada a más nadie. Pequeñas recomendaciones para poder sobrevivir en el ambiente laboral.

@chavezcandanga el peor spam de las redes sociales

Así es señores, la verdadera intención del @chavezcandanga no es acercarse más al pueblo soberano y toda esa pajarilla bolivariana, no, como dicen en Infociudadano, aparte de los Hiper-inflados  seguidores de esa cuenta y el equipo de cubanos interceptando mensajes para alimentar más las paranoias magnicidas del presidentazo, también hay otro uso para este dizque populoso twitter; y a mi me ha tocado vivirlo en carne viva.

Este humilde Blogsito, según estadísticas llegan al día algunos incautos que no pasan de 200-400 y en cuanto a comentarios, no pasan de más de 2 por post, pero…desde que se me ocurrió escribir: Se armó la tanga ahora Esteban el Twitter con @chavezcandanga, esto ha sido una especie de purgatorio para ver las quejas de empleados pajúos denunciando a sus compañeros los cuales consideran que son más escuálidos que Ravel y Colomina juntos; miembros de algún concejo comunal de algún asentamiento campesino de Delta Amacuro reclamando que su proyecto de generar electricidad a base de las heces de los cerdos fecales lo hayan engavetado y que la gobernadora se haya reído de su proyecto; algún recién graduado de ingeniería pidiendo que lo dejen trabajar aunque sea de barrendero en un ministerio para asegurar la jubilación mi presi.

Esto es así, tan frenético, tan patético ver que mucha gente idiota cree que el presidente candanga es alguna especie de santo-cachón o santo-buchón, un buda o un genio el cual le pides que resuelva tu peo o tu miseria y porque el muy zángano, manipulador y pudreval dice que creo la rocambolesca Misión Candanga “pa’resolver tus peos millave” esto va a ser cierto.

Lo cierto es que de tantos comentarios con esos tintes pedigüeños, concluyo que @chavezcandanga eres el peor Spam que se puedan inventar, eres un imán para saturar a estos modestos blogs que lo que te zumban es puro plomo opositor de comentarios. También hay que advertirles señores comentaristas esto no es un Blog Pro-Chavista, ni aquí ni mi en mi universo paralelo, no contribuyan a saturar nuestros blogs de comentarios basuras pidiendo limosnas y favores difíciles de cumplir. Sus peos, sus chismes, sus miserias van a tener que resolverlas por su cuenta, lean bien de que se escribe para luego soltar sus quejas depana!

¡Superheroes del Imperio temblad! Otro Monumento caricaturesco de la nueva cubazuela

Tomando la antorcha iniciada por el compatriota de caga e país, me tomo el crédito de continuar analizando las mentes maestras que diseñaron esta obra del nuevo socialismo del siglo XXI.

Primero no se de que rincón de esta nueva renacida Cubazuela tendrán esa dicha de contar con este arte.

Segundo, el autor de dicho mural será un converso del proceso, un mentecato idiota que se cree, se hipnotiza e excita por cada cadena y arenga presidencial,o será un empleado de alguna alcaldía bolivariana socialista que debe de justificar su sueldo.

Tercero, cuál será el propósito de elaborar dicho mural; adoctrinar a los nuevos niños de esta Cubazuela, para que se les vaya olvidando todas esas hazañas hechas por estos héroes de marvel, DC comics y todos esos reductos del capitalismo salvaje y mostrarles que aquí también tenemos héroes que seguir, así ya tengan más de 200 años enterrados y solo recordados en unas clases claustrofóbicas.

Muchas lecturas tiene este mural, parece una de esas nuevas comedias y parodias que hacen en Venevisión Wilmer Ramirez  y todos sus amigos dinosaurios del extinto Cheverísimo; parodias absurdas rayando en lo ridículo pero que de vez en cuando te sacan una carcajada. Si señores el análisis más serio y sesudo es que es grotesco, perturbador y quijotesco.

Quién mandaría hacer esa vaina, algún jalabola director para congraciarse con su jefe de la zona educativa para que le manden aunque sea unos filtricos.

Un trasnochado amante de Alí Primera, miembro de un concejo comunal que no tenía trabajo ni oficio y pidió colaboración para ser tamaña ridiculez.

Viéndolo así de esta manera de contraatacar con todo, los factores no adeptos al comandante presidente debería también de hacer sus murales, se les invita, para ver que arte tienen. Seguro caen en el mismo estilo rebuscado  y comparan al presi con Hitler, lo ponen al lado de cadafi o con el loco de Iran.

Así que señores lectores juzguen por su cuenta, se invitan también a los hermanos chavistas, sabemos que tienen su corazoncito que late por su candanguita en jefe y se  les invita pasarse por el post original de caga e país.

Otros Post Relacionados:

Se armó la tángana ahora la Esteban en Twitter con chavez@candanga

Viene Super Ministro Cubano a resolver crisis energética

De totumitas y velas a crisis energética y racionamientos


De Totumitas y Velas a Crisis energética y racionamientos

En un país acostumbrado al derroche y despilfarro, cuando le hablaron que debía de bañarse solo tres (3) minutos, soltaron las carcajadas y allí mismo comenzaron los chistes gráficos y vivientes, vendiendo en los semáforos y en las colas de estos las totumas junto con el kit bolivariano; nunca creyeron que la vaina era en serio, que estábamos a punto de apagar el país, que eran cosas del loco de miraflores para meternos miedo o eran otros de sus delirios  y paranoias de catástrofes apocalípticas que requerían de sus servicios de chapulín bolivariano.

Así que pasaron los días, pendientes de estrechar lazos diplomáticos con el hampa, de comprar la pinta de diciembre, cuando nos echaron ese camión de tierra en los ojos, de que ya no podíamos ir a gastar 200 Bs F para ir a ver Avatar en pantalla 3D a partir de las 9 de la noche, porque si y ajuro, incolsulto  y por que me da la gana te recoges a las 9 y punto, ya no puedes ir a comprar tus Burguer King, de comerte tus churros. Formaron peo los de FEDECAMARAS, que se debía de rodar los 30 minutos que nos quitaron. pero nada, no vale tu opinión FEDECAMARAS, aquí solo vale lo que dicen los cubanos.

Aparte de lo de la devaluación que nos terminó de cagar, el 13 de enero nos metieron otro strike, otro golpe para arruinar más a los comercios y arrasar a este país. El temido racionamiento, algunos optimistas dirán que ya eso lo estábamos viviendo lo que pasa es que no estaba institucionalizado, para que tantas lamentaderas, pero esos cronogramas de que hoy voy a las 12 a la oficina porque no va a ver luz, que ya tengo que planchar la camisita para ir a trabajar en la noche y no a última hora como nos gusta, o ya no puedo prender la cocinita eléctrica para cocinar el huevito frito. Los reconciliadores dirán: “tenemos que ser buenos ciudadanos y debemos aceptar estos planes de racionamiento” está bien, pero cuando eso ya se lo habían dicho hace años que iba a suceder, que tenía que crear nuevas plantas termoeléctricas y ellos ni bolas pararon, regalándoles plantas eléctricas a Nicaragua y a Cuba, cuando repartieron los bombillito ahorradores en donde trajeron cubanos para que se metieran en tu casa, que sin exagerar serían unos espías de verdad, por que con estos robolucionarios ya todo se cree. Así que puros guisos y hacerse los locos y ahora si están como locos por que se puede apagar este país.

Así que si había una duda de los ineptos e incapaces de estos señores, ahora quedo demostrado; ahora donde todos van a pagar vamos a ver que argumentan los gafos que todavía adoran a mico mandante, que la crisis energética y todo eso es culpa de los capitalistas, ya lo dijo un ignorante por allí, que los dueños que tenían antes las ahora empresas eléctricas estatatizadas no hicieron las inversiones, por Dios si Papá Gobierno, el todopoderoso compro todo eso, así que ellos debían de hacer eso. Pero claro era más importante las megacadenas para anunciar que 500 viejitos ya sabían leer y escribir y con eso ya se había derrotado y eliminado el analfabetismo en Venezuela. Era más valioso erradicar el latifundismo en Venezuela, cuando el gran latifundista ya sabemos quien es; también entra en esa comparsa defender al patético de Zelaya, las bases norteamericanas en la frontera colombiana y todas esas ridículos bodrios mediáticos que nos tienen acostumbrado ese monopolio de malos gustos VTV-TELESUR-TVES y todas las demás comiquitas de televisoras projaladoras de la revolución bonita.

Pero que más queda, como ciudadanos, debemos de cambiar los bombillos incandescentes, de abrirles las puertas a los amigos de cuba que vienen a cambiarte los bombillos de tu casa, no dejar enchufados los cargadores de los celulares cuando no se estén cargando estos, dejar lo menos posible los bombillos prendidos en la noche, total si viene un sicario a ajustarte las cuentas, lo hace con bombillos incandescentes o ahorradores. Hay que aprender a racionar la luz como decimos a la energía en general, así como se estira la quincenita y la bombonita de gas, el tamborcito de agua en algunos lugares, ahora usa lo más mínimo algo eléctrico, volvamonos al siglo XIX, vamos a ser como los AMISH, vamos a tener que odiar los aparatos electrónicos, como por falta de luz y dolares por las nubes no lo tendremos entonces odiemosles, consedamosle poderes demoniacos y al que tenga uno se le rompe.

Así que anotate tu hoja de racionamiento eléctrico para saber cuando te toca a ti a tu negocio, porque esto es pa largo, porque el Creador puede castigar al que te conté como al Rey Acab de Israel en donde Elías oro para que hubiera una sequía de tres (3) años

PD: Ahh pero si se cagó con los cacerolazos en Cacaras, allí mismo penso que los cerros se le bajarían y lo terminarían de sacar. Así que tenemos que dar el ejemplo que Caracas dio. Y ahh tenía tiempo que no escribía un post de protesta político, pero es que las circunstancias lo ameritan y la bitacora moral se me iba a reventar como una olla de presión

OTRAS ENTRADAS RELACIONADAS

LAS TELENOVELAS: el opio de las mujeres

No importa la época, ni el país, la trama, las subtramas,  ni los actores, ni mucho menos las actrices, tan solo el hecho de ver mínimo tres (03) horas de telenóvelas en el día, es suficiente para la mayoría de las mujeres.

Pueden exister las mejores series de la Televisión, documentales, reality shows, películas taquilleras; pero no, nada tumba a las telenovelas.

Pero ¿cuál ha sido su éxito?

  • Todas las mujeres les gusta ver telenovelas en algún momento de su vida y las mujeres son el 51% de la población, así que es un éxito asegurado.
  • Las telenovelas es para las mujeres como las comiquitas a los niños
  • Las mujeres siempre necesitan de un toque de romantisismo, de cursilerismo; de historias imposibles, inverosímeles e inéditas de cachifas hermosísimas que resultan ser la hija perdida del dueño de la casa, que en un momento se cree que es hermana del joven de la casa, pero que resulta que este principe azul es un cacho que le metió la más bruja, Cruela, esposa de su papaíto perdido.

Así que no solo es criticar este fenómeno, sino que provoca una diarrea mental ver las historias que se ven en muchas de estas telenovelas, especialmente de las mejicanas, las que hace televisa específicamente. Lo cual te hace preguntar no se aburren de ver el mismo cuento balurdo de la cachica más buena, la nueva cenicienta latinoamericana, sufrir por culpa de la más mala. Muchos dirán que hay otras historias y si las hay, pero la telenovela básica es esta, es el mismo guión que se repite una y otra vez, por casi cincuenta (50) años y aún perdura. Historias en donde todo es blanco y negro, o eres el más bueno de este planeta o eres la mismísima bestia con la marca 666 en la nuca; peor en el mundo real las cosas son más grises, nunca eres tan bueno y a veces los malos tienen sus raticos de bondad.

televisa-medios-empresatelevison-370x270

21

Aunque los hombres también vemos novelas, no lo hacemos con las mismas motivaciones que las mujeres–al menos en estos tiempos postmodernos se sea de la tendencia sexual de “batear para el otro lado”–Casi no nos importa las historias, es más cerramos el sentido del oido y solo usamos el de la vista. Esto lo han sabido los productores de estos programas. Te contratan a las más mamis, las más despampanantes, en donde siempre hay carne fresca y las más veteranas siempre se reciclan y te vienen más repotenciadas que las chamitas. Así que si acompañamos a nuestras madres, amigas y parejas, es por el espectaculo visual que se presenta, un delirio de colirio.

_actrices_colombianas

En cuanto a la calidad de las produciones, como se ha visto, parece que las mujeres no se fijan casi en eso, solo es necesario su delirio de colirio también y las más “romántica”  de las historias, aderezado con las malos de las partidas. Pero fijandose bien si estas produciones son venezolanas, no hay mucha calidad, si son mejicanas, es dificil encontrar un a distinta e interesante; las únicas que dan el palo son las colombianas y las mayameras que hace telemundo porque las que hace univisión dejan mucho que desear, son las copias al carbón de las hechas por venevisión, solo que con actores cubanos y argentinos. Algunos dirán ¿y las brasileñas? bueno merecen su mención aparte.

Así que con todo esto, no se responde que las telenovelas son el opio de las mujeres, que si les falta las telenovelas crearía un caos cósmico , se alborotará al 51% de la población mundial. Así que ha producir y a ver las telenovelas.

ENTRADAS RELACIONADAS

Ahora el morado se llama  purpura

Ecología ¿Nueva religión? o tan solo una moda verde

El Supersatelite ¿Pura bulla?

En el Facebook: si te tiras un peo, todos te lo huelen

Por qué los Venezolanos somos tan “coleones”

El colearse o el ser un coleón, es un fenomeno social pendenciero y tan falto de empatía, igualmente es una práctica venezolanísima, en donde si te descuidas te “malandrean”; se te adelantan, sin importar si ya tienes 03 horas en una cola y el coleón acaba de llegar.

El colearse en los venezolanos es tan venezolano como desayunarse unas arepas con perico y cafe con leche, comer hallacas en diciembre y tantas otras venezolanadas de un tipo de filosofía que los más eruditos llaman ser vivopendejo.

Lo vivimos a diario, y estamos ante un dilema, nos coleamos o no; nos dejamos colear o no nos dejamos colear. Somos ratas o panas. Somos buenos samaritanos dejando que algún extraño se nos adelante o nos cerramos y no ayudamos a nadie así nos digan que deben de ir a cambearle el pañal a su abuelita que sufre incotinencia.

En todas partes hay colas y todos se colean, se colean los de todas las posiciones sociales; nadie tiene verguenza en hacerse el loco y adelantarse en la cola; es más si no te coleas eres el pendejo más pendejo de este país, uno que debió de morirse chiquito en el país de los maracuchos.

Si no sabes de que se habla aquí debiste de haber venido ayer de Yukopotamia o de kriton o de no se que planeta de pendejos.

Pero por qué hablar de los coleones o del arte de colearse…

…Bueno, esta mañana fui al banco a enfrentarme a otra cita con las colas y asistí nuevamente a la falta total de verguenza de poder colearse; el que se colea se cree con derecho de colearse, de que sus problemas son más importantes que los míos, un abusivo egoismo que no vale tu tiempo haciendo cola sino el tuyo, es muy tarde para hacer la última (o) y me coleo porque sí. Entonces me confundí y no supe si estaba en una cola de banesco o era que había llegado el pollo en el Megamercal de turno; todos apretujándose para sacar las bequitas por ser un lambiscón de la misión (rivas, sucre, chaparro, madres de los malandros) la pensión del  IVSS o el cheque sin fondo que me dio el vecino. Entonces todo es como un mercal o es que hay mucha gente marginal que anda invadiendo todos los espacios, donde está la decencia la cortesía.

las_colas_del_mercal

Si hermanitos, este es nuestro país, un país de vivarachos, tracaleros y abusadores. O te los aguantas o haces lo mismo, no hay más camino, no hay una tercera vía.

Y aclaro aquí, no es que nunca me he coleado, algunas veces lo hice, especialmente cuando iba a comprar tickets para comer en el comedor de la universidad, era un record agarrar los primeros números. Pero hay que ser serio, hacer su colita como buenos ciudadanos, respetar el que está delante; esto es así como darle el puesto  a las mujeres en el autobus o en el metro, no botar basura en la calle.

Entonces queridos lectores alguna ves se han coleado o les  revienta ver a  a los coleones que sin tapujos se te colean y salen más temprano que tú.

Y Sigue la Pesadilla Electoral

XDDDDDD Hasta cuando elecciones en este pais, tuvimos todo el 2.008 en esa paja; ya sabemos que votar con chuletas y con kinos es nuestro deporte favorito, pero ya la vaina está buena.

Que le pasa al que te conté’

LLeva 10 años en esa paja, elecciones pa todo.

Enmienda

Analizando por aquí y por allá el porque de este fenómeno inédito en el dizque mundo democrático y en estas democracias petroleras nuestras y uno que otro analista u otro informador, se dice que hay un negocio redondo en el CNE con estas trampoelecciones. Si señores, hay toda una conchupancia_conspiración_facista_electorera entre los rojos_rojitos, el CNE y el Smarmatic. Se otorgan licitaciones billonarias a bolivar fuerte, se compra todo de nuevo y a todos le quedan su mascada. Entonces si es así va a ver elecciones hasta si se le puede practicar la eutanasia a la morrocoya de Rosa Inés.

Y para lograr todo esto, nos tienen a nosotros los Juanbimberos Bolivarianos Venezolanos, bolsas de siempre. Es que nos gusta votar. Ya ahora mismo estamos haciendo abierta y desparpada campaña por “NO ES NO” carajo hasta cuantas veces se lo vamos a decir, en chino y en malayo, en cuantas lenguas, para que entienda el pichón de emperadorzuelo.

No los voy a aburrir, dandoles grandes lecciones de retórica partidista a favor de la opción NO, ya todos ustedes amigos blogueros, saben como es la cosa, si no queremos convertirnos en la Rumania Comunista, ya sabemos que debemos votar. Ya basta de sloganes balurdos de “PATRIA, SOCIALISMO, MUERTE…VENCEREMOS” no, no. No estamos en el decreto de Guerra a Muerte, eso también fue un teatro de Bolívar para sus panas los mantuanos, aquí el gran enemigo es el malandro. Ya nos fregaste con eso de los 10 Millones de votos por el buche, juro que es la última vez que voto por Mico Mandante.

Bueno, de a poquito este blog se convirtió en político y conspirativo. Pero se sigue en la lucha. Empleos ya, elecciones palca