El Cumplir Horario

El cumplir horario como si de un nuevo instrumento de tortura patentado desde la revolución industrial para acá y atizado en nuestras economías burocráticas, nos trata de secuestrar por un mínimo de 8 horas con la excusa de que para eso se te paga. Minutos y minutos como en un verso de Arjona cualquiera, solo piensas que en la hora de salida, todos también salen luego de cumplir  su horario; los transportes llenos y tu llegas a las 6 a tu casa, como si fuera ya las 9 de la noche por culpa del cambio de horario, dispuesto que te atraquen y más cansado que el más trabajador de nuestros campesinos.

tedio1

Por supuesto muchas veces, si se trabaja, sea en trabajos de oficina o en trabajos de burro, en los cuales este eufemismo tortura trabajadores es una morisqueta, un insulto, porque no cumples horario, sino que haces sobretiempo QUE NO TE PAGAN–tema para otro post–en donde ya no cumples horario, sino que abusan de tu horario, algo así como un hombre denunciando ser víctima de acoso sexual por parte de una mujer.

La cuestión no es hablar paja de todo, como me dijo un comentarista por allí, que por cierto este es mi blog. Sino que este dogma existencial del ambiente laboral, lo cumplen a rajatabla muchos jefes, fariseos laborales, en los cuales te castigan a pasarte 2 y 3 horas quitándote las lagañas, limpiándote la nariz, meditando en las míticas fantasías con los culitos más hot de la oficina o escribiendo este post por cierto, en vez de decirte:

—¡Bueno! Jacinto, sino tienes nada pendiente por allí, aprovecha estas horas y así te cobras que anoche salimos a las 11.

No, eso nunca pasa, este es un gran imposible, un sueño que ni las leyes de las ilusiones o ningún chorisodio de supernatural rompería; así lleves una semana saliendo casi a la hora de ver la novela, eso le importan un cipote.

Y no solo son los jefes, esto es una cadena; hoy tu mela haces, mañana se la aplico al pajuito de turno. esta es una práctica humana más del proceso de socialización que no se debe custionar, ni criticar, así que soy un paria criticón, hablador de paja y sin oficio queriendo alterar el orden natural de las cosas.

También el cumplir solo horario, cuando ya no hay nada que hacer y tienes en tu casa una ponchera de ropa remojando en agua que te está esperando; es un elemento de control que tiene el medio laboral, no se, para lavarte el cerebro, embrutecerte, ponerte lambiscón, robarte el tiempo, para que solo quieras trabajar y no quieras a tus carajitos y a tu india media tigra mariposa. Así que también es una herramienta de cacería de brujas más, un instrumento para echarse paja mutuamente entre compañeros, por que si te escabulles  y te vuelas antes de la hora, no eres un héroe, eres un desertor, un pitiyanki, que mereces que le levanten un acta.

Una solución a esto, lo he leído de que algunas empresas en Europa lo hacen, horario flexible; me voy más temprano, termino el trabajo en casa (teletrabajo) entro a las 7, no como, me salto el descanso del almuerzo y salgo a las 2, llevo el chamo para la orquesta, visito a la vieja, voy a esa “reunión de negocios” que me invitó la buenota de mi ex-compañera. O sea tengo más tiempo y no falto a mi trabajo, pero no, como si de un Sr Rajuela se tratara, tienes que salir  a las 6 y punto, me importa un comino que te asalten en el autobús por salir  cuando ya anochese.

El optimista dirá, pero desagradecido, tienes trabajo, agradece a Dios por eso. Esta bien, tengo trabajo, pero si a las 3 no hay nada que hacer, no se vende nada allí, no va a detenerse ningún servicio vital para la nación y no hay ni internet que te dejen usar; no puedo salir al menos 10 minutos antes.

Y sí, ahora trabajo y tengo que abordar estos temas pero el hecho de que trabaje no contradice lo de desempleadoenguayana. Igualmente digo que cuando tenga mi propia empresa, voy a aplicar lo del horario flexible, aunque cumpliendo horario escribí este post, no es tan malo después de todo.

ENTRADAS RELACIONADAS

QUE DE DEXTER

Ahora hablemos algo de Dexter, no el del niño nerd de cartoon network sino del serial killer de FOX.

A primera vista muy interesante la serie, primero por que ya están grabando la tercera temporada y eso significa que pasó la prueba y no se quedo en el limbo de las fracasadas.

Dexter es un personaje inquietante, como todo serial killer, no tiene emociones, pero algo sí, le gusta el trabajo que hace y eso es importante, por que le trae algo de estabilidad.

Algo curioso de resaltar en todo este culto de los gringos por los serial killer, es que nosotros los latinoamericanos, no tenemos serial killer, sino azotes de barrio, si señores, eso es todo un trabajo en Venezuela, son temidos, respetados y amados por las carajitas. Matan como a cinco personas en la semana, la policía no los atrapa, los jueces se hacen la vista gorda, los fiscales son ineptos y no les presentan cargo y eso que en PTJ saben muy bien que tienen como 40 muertes verificadas; son intocables. Pero los serial kiler, no son intocables, son omnipresentes y omnicientes, casi como un dios, por eso la adoración en los united por ellos. Por que por obra del cine y de las camaras, te presentan unos tipos que saben todo de tu vida, tu pasado, tus gustos, tu lado oscuro. Son como el diablo, saben tu debilidad para atacarte, unos depredadores a temer. Pero nuestros azotes también son a temer; están armados hasta los dientes, siempre andan enpericao y cargan un odio social y un resentimiento milenario que hay del pobre que se le atraviese y si es un riquillo, pobre de él.

Volviendo con Dexter, el hombre es como un hombre de la etiqueta con pinta de CSI, pero algo perturbado, que si no fuera sido por su padre adoptivo Harry ya estaría esperando la pena de muerte. Este vengador anonimo se toma su tiempo para escoger a sus victimas, los cuales son otros serial killer. Así que esta no es otra historia de un loco serial killer o asesino en serie, sino el de un mata serial killer o killer serial killer.

Ya no hallan que inventar los gringos, se ve que les falta unos cuantos azotes de barrio, para que sean serios y se dejen de fantasear con asesinos de corn flakes, eso no es juego.

Pero por supuesto que la serie es interesante, se respira cierta calidad, ante la falta de la misma en las peliculas de ahora tan merchachifes plagada de superheroes de historietas y de juegos de video.

Es muy recomendable. Y aunque la están repitiendo en FOX a espera de la segunda, así nos ponemos al día.

Pero que lecciones aprendemos de Dexter; le gusta su trabajo, el hombre aplicó lo de la vocación profesional, dio en el clavo que aunque sea una rata de laboratorio, se ve comodo en el mismo. pero también se aprovecha de su posición para satisfacer su bajos instintos; habrán otros que se traen las herramientas del trabajo, sacan copias, le dicen a sus compinches del barrio cuando es que van a depositar la nómina y Dexter investiga y selecciona a sus victimas. Así que tiene el trabajo perfecto para un psicopata buena gente que elimina las alimañas que nos meten presos  los jueces.

Así que si te interesa ver otra historia de un serial killer, ambientado en miami, con mucha salsa musical. Esta es tu serie. Hasta que consigas trabajo y tengas que acostarte a las 9 de la noche para parate a las 4 de la mañana.