Candidatos a Alcaldes y Gobernadores: Un Buen TRABAJO

Ahhh, dando una vuelta por todita Venezuela o aunque no hallamos salido de nuestra ciudad en estos días; las mismas están hacinadas de cuanto vallas y pancartas de sopotocientos candidatuchos y candidatotes de Alcaldes y Gobernadores que se quieren hacer de esa fuente de  güiso que se llaman eufemísticamente CARGOS DE ELECCIÓN POPULAR.

Ante este panorama de “elecciones”, surgen muchas suspicacias al mejor estilo de que “esto me huele a melón”.

Primero: Por qué unos tipos que no los conocen ni sus vecinos y ni sus hijos le piden la bendición, deciden envarcarse en esa ridicula aventura otoñal de ser candidato de alcalde o gobernador; sometiendose casi a un escarnio público a un rayón de proporciones esotéricas. Será que ellos creen que eso va a formar parte de sus curriculum y ya por eso lo irán a contratar más rapido; avisenme para yo hacer lo mismo.

Segundo: será que inscribirse como candidato te ganas unas cuantas unidades tributarias por parte del CNE para admitir que no existe mejor democracia que la venezolana. Esta teoría parecerá muy conspirativa y paranoica pero como se explica que un poco de locos decidan darle trabajo a las empresas de publicidad, sabiendo todos que los únicos que aquí ganan son los rojos rojitos, así sean los candidatos más peorcitos y los de peores calañas. Claro algunos dirán que a veces ganan los otros, pero eso es una rareza, un aguacerito en los medanos de coro.

Tercero: es posible que hacerse candidato forme parte de una lista de superación personal que se hicieron estas personas cuando oyeron algún curso de estos que vieron en su universidad o en un librillo de estos de Pablo Coello.

Cuarto: También debe ser que estos candidatos son más narcisistas, egolatras, exhibicionistas y mitómanos que el que te conté; entonces por eso se exitan cuando ven sus caras en esas pancartas que adornan todos los postes sin luz de nuestras ciudades venezolanas que no salen de una elección, un revocatorio o de un magnicidio o un golpe de estado. Entonces ver sus caras allí es el mejor facebook prehistórico, analógico y real que se pueda inventar, en el cual se le dice a la gente: “yo también se mentir” “también los puedo engañar” “ayudenme a hacerme rico y hacer mis sueños realidad”. Se me ocurre que en ves de ser elecciones se debería llamar “ALCALDE IDOL” “GOBERNADOR IDOL” y la cuña del CNE sería: “en donde tus sueños si se pueden hacer realidad” en donde los votos sería el apoyo que les das a tus candidatos favoritos. Si el CNE hace las elecciones de esta manera votarían hasta los gatos, además estaría más consono con esas propagandas del CNE  en donde salen haciendo sancocho, cuñas al mejor estilo de pedroso y de la tracalera cuña de malta regional promocionando la otra regional.

Quinto: La bola de billetes que se quieren poner todos con los millonarios intereses que generan los situados constitucionales y las partidas de los trabajadores de la educación, la salud y todos los demás.

Analizando todas estas posibilidades la conclusión a llegar es que ser candidato es un buen empleo, muy temporal, pero como en este país todos los años hay elecciones y las campañas duran más de seis (6) meses, eso te puede generar muchos ingresos, aún si no ganas. y eso no es un problema, en cada ciudad siempre hay el sindrome de alcaldes frustados o gobernadores frustrados; son tipos que desde que comenzó a elegirse a estos cargos, los mismos no se pelan una elección, están en todas y en todas vociferan fraude y uno se pregunta ¿será que no se cansan? ¿ no se saben lo que es la palabra bochorno? ¿sus amigos y familiares no lo persuaden que no sigan haciendo el ridiculo, ya que nadie los va a elegir ni para presidente de una junta de condominio? Estas preguntas siempre me las hacía y me imagino que más de uno también, pero haciendo este analisis tan concienzudo y malicioso he llegado a la conclusión que estos candidatuchos de siempre y los nuevos se ganan algo, y no es que se puedan levantar a una loquita de una invación creyendo que les va a hacer la casa y le va a conseguir trabajo, no, debe de haber algún interés económico o una tarifa que le dan. debe de ser así por que sino porque tanto  bicho de estos.

Pero si así la pintan, me están dando las ganas que en las próximas elecciones hago las diligencias para lanzarme de candidato y se quiero ganr me inscribo mañana mismo al PSUV para asegurarme una victoria segura a lo SmartMatic.

Anuncios

CAMBIOS QUE PASAN ALGUNOS CUANDO COMIENZAN A TRABAJAR

Cuando estaban desempleados eran los más amables y serviciales amigos y vecinos, aunque algo deprimidos en algunas ocaciones; pero te visitaban constantemente, a amigos, familiares, visitaban a  compañeros de univesidad; cuidaban enfermos, donaban sangre, ayudaban en las mudanzas, decoraban arbolitos de navidad, se ofrecían voluntariamente a amarrar a las hallacas, a sembrarte el maiz en tu conuco, a moler el maiz tierno para las cachapas, a cobrarte los cheques del banco; unas maravillas de personas, en las que todas las viejecitas los llenaban de bendiciones de que consiguieran trabajo rapido y una buena pareja.


Hasta que… consiguieron trabajo.

Al no más cobrar su tercera quincena, se vuelven los más echones del barrio, en donde ya nadie los puede localizar; cambian de celular por que los fastidiosos del barrio y de sus “ex-amigos” lo cargan ladillao pidiendole que les haga una segunda para que les meta su curriculum.

Si señores, luego de veranos de fenomeno el niño como desempleados, consiguen un buen trabajito y se ponen engreidísimos los mismos, mandones y tiránicos. En donde rompen todas las promesas hechas de “cuando consiga trabajo voy a ayudar a mis hermanitos” “cuando consiga trabajo voy a ayudar a mamá a tirar esa placa”

Parece que el nuevo empleo los enferma, los cambia o les hace sacar su verdadera naturaleza. Si cuando andaban pelando eran una alma de Dios, un angel, una maravilla, un corderito; ahora resulta que con unos billeticos que se ganan en la quincena se vuelven unas bestias, odiosas malimañas egoístas, que se enemistan con todos sus amigos y familiares y adopta a otros similares a él o ella.

Por supuesto que habrá sus excepciones, en los cuales al estar en la buena comiendose las maduras, honran sus compromisos y promesas. Pero ahora solo hablemos de estos bestias.

Estos señores y señoras, o dones, si consiguen el trabajo soñado: no visitan a la mamá, ni la llaman y si viven con ella, se mudan. ¡QUE RATAS! Y además alegan, que no tienen tiempo. Y es allí en donde todos empiezan a pensar que mejor se fueran quedado sin trabajo, pelando sí, pero sin venderle el alma al diablo.

Así que estos nuevos ricachones, solo lo que hablan es de riquezas y grandezas; de apartamentos en la playa financiados por el banco; de que me voy a comprar otra “nave” “que te parece una tribleizer” te preguntan con esas bolas, cuando tu viajas en los autobuses gratis que pone la alcaldía o en la bicicleta de reparto de tu tío abuelo que curiosamente nunca tuvo empleo por que no estudió; hacen alarde de sus grandes vacaciones a orlando, a margarita, a la colonia tovar, y te preguntan “nos ha ido” en donde dan ganas de empalarlos–buscar significado– Es como si te comieras una pizza delante de unos niños de la calle y le dices que si ha probado eso y ne le das nada, eso es también un tipo de crueldad, al que llamaremos “CRUELDAD LABORAL”. Así son Puras echaderas, puras pintas, las mejores naves.

Pero que le hacemos, será un virus, que no perdona a nadie en donde todos los desempleados sucumben o es parte de la naturaleza humana que es así de perversa. Habrá que probar.

Bueno mucha precaución y pilas

LOS CHULETEROS SIEMPRE CONSIGUEN PRIMERO Y LOS MEJORES TRABAJOS

Aunque hubieramos hecho un voto de honestidad y integridad, y hayamos sido los más castos y honrados no copiones de la universidad y nos dieramos golpes de pecho diciendonos que esos 5 y 6 valían su sangre y sudor, porque no eran como los otros que se sacaban sus 8 y 9 a fuerza de sus pupitres inteligentes(pupitres + chuleta) Nos decíamos que esos huevos quebrados se iban a estrellar bien feo, se la iban a ver bien negras, en las entrevistas de trabajo iban a estar como perro en platabanda.

¡Puffff! Pobres loquitos. Piratas, Loser.

En cambio los que habíamos hecho ese pacto honorable, místico de no copiarnos, ni piratear con todas las materias en toda nuestra carrera universitaria; ya nos creiamos vencedores, herederos de una casta de ganadores, todas las ventajas y los mejores cargos serían para nosotros; pero para esos copiones de m… irían administrar una confitería lo más exitosos. Creiamos que eramos parte de alguna ocultista y mística fratenidad universitaria en la que todos sus graduandos llegaban a ser jueces de la república, gerentes generales, CEOs de Apple o en su defecto de Windows, asistentes de Donal Trump. Pero sin nada de ocultista ni nada de eso, lo podíamos hacer tan solo sin copiarnos.

Eso fue en la hádica (perdóneme la DRAE) y utópica universidad, donde teníamos esos sueños mojados o mejor dichos “laborales” en donde nos creíamos caballeros armados venciendo a la miseria que nos tenía oprimidos. Ibamos contando esos semestres con ansias, como cuando eramos niños y queríamos llegar rapido a la pubertad.

Hasta…

…Y llegó la graduación…

Y vimos con asombro que todos aquellos copiones y chuleteros, no más terminar su pasantía lo dejaban trabajando de una, no se con que meritos, no se si eran unos genios que no necesitaban de teorías de Maslow, de Ford y de todos esos dinosaurios. O era que estabamos equivocados y los tontos eramos nosotros, los que perdimos el tiempo, aprendiendo con una vela todas esas cuentas de contabilidad, todas las formulas químicas y físicas del universo.

Pero allí estaban, pegaísimos, con sus cargotes, los más grandes flojos de la universidad, en cuantos trabajos no lo metimos y ahora se escondían para poder entregarles un amarillento curriculum.

La envidia que deberíamos tener era poca y pequeña para el sentimiento que nos embargaba; era una emoción atómica y ardiente contra nosotros mismos por ser tan bolsas y no copiar ese comportamiento de ellos, los cuales les llevó al éxito.

No sabemos si es una injusticia más o que estos nacieron enmantillados. ¿ellos nacieron con estrellas y nosotros estrellados?

Se que todos tienen oportunidad, pero si estos eran los que se aparecían cuando ya se iba a acabar el semestre pidiendo que los metieran en los trabajos, y no se de que manera luego los veiamos inscribiendose, de que manera pasaban, pero ahora como conseguían trabajo. Será que serán alienígenas o que sabían hipnotizar, no le encuentro una explicación lógica y sana.

Total hermanos desempleados continuaremos luchando con este monstruo que se llama el desempleo o los que los especialistas llaman la recesión del mercado laboral.

A continuar desde nuestras trincheras o mejor dicho desde nuestros puesticos de buhoneros, o vendiendo herba life, de recolector de autobuses.

Hasta que llegue esa llamada millonaria.

¿TE DOY MI CURRICULUM?

Andamos en una constante caza, esperando en las sombras de cualquier lugar, puede ser en los lugares mas insospechados, en una piscina, en una Iglesia, en el supermercado. No hay sitios en que los pelemos. Se nos esconden, no nos contestan los teléfonos, pero aún así insistimos. Sabemos  que eso  resulta en un ejercicio infructuoso, en una práctica masoquista más, pero allí estamos.

–¡TE DOY MI CURRICULUM!

–¡AQUÍ TE TRAIGO MI CURRICULUM!

Cuando ya le hemos llevado media docena de curriculum, cada mes le hacemos cualquier cambio para que lo vean  distinto  y  no  crean  que  ya  está repetido. Lo hacemos en word, en excel, en pdf y en no se formatos más.

Consultamos las mil páginas de internet que te aconsejan en como redactar un curriculum de éxito, cada día le agregas una funcionalidad más, le pones color, se lo quitas, se lo pones blanco y negro, para que los locos de selección y empleo no te vayan a juzgar mal, no vayas a ser como Elle Woods en Legalmente Rubia que impregnaba de colonia sus curriculum. Cuando lo agarras, lo tomas como si tuviera antrax, para que no se te llene de cualquier grasa malvada que te haga ver como un cochino. A la hora de entregarlo, no sabes si le pones soporte o lo das solito, si en carpeta, de que color, o transparente, a veces te da el impulso de sacarle copias, para eso del ahorro y poder entregar más.

Entramos en una paranoia laboral, en donde vemos a cualquier persona como potencial empleado de selección y empleo; se lo damos a la cajera del banco, apara que lo deje allí; al bodeguero del barrio para que se lo de al vendedor de alimentos polar que le trae mercancía; se lo damos a todo familiar hasta quinta la generación. a todos los amigos asi trabajen en una empresa de aseo urbano, a todos los vecinos así hayamos peleado por que me vendió un cochino berraco; andamos cada día descubriendo y averiguando quien trabaja y en donde trabajan para entregarle un curriculum, nos huyen como a los candidatos que andaban buscando firmas para lanzarse como constituyentistas.

Ya no saludamos, sino “aquí te tengo un curriculum” mi hermano.

Si llevaramos un marcador de cuantos curriculum hemos entregado, creo que juntandolos sería la misma distancia que hay de la tierra a  la luna, no es exageración, cada día con precisión militar ideamos las estrategias a implemetar para entregar más curriculum; aplicamos el refran que no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista, o me canso de entregar curriculum o me llaman de alguna empresa.

La basurita que podremos ganar vendiendo tapaito, animalito o la ruleta rusa, nos compramos dos cartuchos recargados, si tenemos la dicha de tener  PC, o nos averiguamos el sitio en donde  sacan las copias más baratas, e imprimimos por la medida chiquita unas 50 copias, eso debe durar para unos 5 o 7 días.

Por eso cuando nos ven huyen, ya no preguntamos de nada, no saludamos, ya perdimos las normas de cortesía, solo estiramos la mano para entregar una de estas infames hojitas. Se me ocurre ahorita que deberíamos de imprimir unas 10 franelas con la imagen de nuestro curriculum, así sabrían que andamos buscando trabajo, así alguien se conduele de nosotros y nos dan una ayudadita y nos contratan aunque sea como officeboy o motorizado.

Así que amigo lector ¿te doy mi curriculum? Debes de tener algún amigo que trabaja en alguna empresa ¿verdad? O tu mismo es el que trabaja, asi que ¿te doy mi curriculum?