El espejismo del multinivel y otras utopías.

“Visualiza la casa de tus sueños” “No seas esclavo de un trabajo formal” “Se tu propio jefe”. Frases henchidas de optimismo y más exitosas que promociones de el aprendiz, te la repiten periódicamente olvidados ex-compañeros de trabajo, la vecina que vende hasta el marido, tu proveedora de hallacas y quesillos, un primo oportunista o algunos otros emprendedores de catálogo. Estas son las prepagadas y hipócritas frases del avaro y estafador demonio de las oportunistas y cambiantes empresas multinivel.

multinivel

Este paraíso perdido de los negocios, el oasis de los osados de las aventuras empresariales, redención de los desempleados crónicos. Se transmuta y cambia de rostro según como les sople el viento. Es multinivel, multifactorial, multifacético. Una hidra astuta que nunca termina de morir. Hipnotiza, idiotiza y esclaviza a ilustres ilusos que después te quieren hipotecar con su estafa.

De esta manera, los tontos idealistas que caen en sus redes. Son alienados, mentirosos y estafadores de manual. Ya no son tus amigos, tus queridos primos, apacibles vecinos, fieles compañeros de trabajo, sino que ahora son el ejército zombie de alguna oscura transnacional de jabones milagrosos que te protegen del VIH, de cuestionables medicinas oscurantistas infalibles que te harán casi inmortal porque no te va a picar ni coquito; ni la sábila mística del Chivo Negro se puede resistir al poder de realismo mágico de estos truculentos productos.

Este letal virus, se alimenta del cuerpo famélico del desempleado, del inconformismo de los malpagados empleados, de amas de casas frustradas y de toda la fauna de idiotas crédulos que aún esperan a San Nicolás. Hay que estar alerta, cualquier vecino que nunca te saludaba, la excompañera sensual que ni te miraba, el primo tercero que se creía cuarto sucesor al trono de Reino Unido, el día menos pensado te pueden hacer una llamada, proponiéndote un negocio. No te hagas muchas ilusiones, ni gastes neuronas visualizando múltiples escenarios, porque lo que te van a proponer es la oportunidad de negocios de tu vida, la ansiada estabilidad económica, la libertad de retirarte de ese esclavizante trabajo, la comodidad y la tranquilidad de recibir un cheque mensual de cuatro ceros y en divisas libre de inflación y devaluaciones de repúblicas bananeras. En donde tan solo debes de cancelar unas cincuenta unidades tributarias para comprar el paquete místico de iniciación a esta especie de culto religioso-empresarial, asistir como un connotado fanático extremista a todas las reuniones, charlas y demás aquelarres de lavado de cerebros de pachulí de superación personal y empresarial, así como leer cuanto material cursi de auto ayuda exista en el mercado. Convertirte en el más molestoso evangelizador de multitudes, el más hábil maestro manipulador de conciencias, en un apóstol de la eficiencia y de la altísima calidad interestelar de los productos fraudulentos, piratas y tapaamarillas que se proponen vender.

Así que no solo se hipotecan, ponen en riesgo de perder el trabajito que tienen, la pareja, los amigos, sino que se convierten en inmorales, mentirosos, manipuladores y, candidatos a ser parte de tu bestiario de ladillosos, como los loquitos vendedores de herbalife, anway y demás clones, igualmente cuestionables y fraudulentos.

Así que la próxima vez que recibas esa llamada inesperada de ese último amigo del feizbuc, recuerda a este post franco y reaccionario y apréndete una repuesta contundente, sincera pero amable y dile que no estas interesado en ninguna utopía multinivel, ni en ningún clon de herbalife. Así que sacúdete asertivamente y no te sometas a esas torturas de superación personal. Se astuto y no caigas en estas trampas por solo quedar como amable y buen samaritano.

Anuncios

LAS TELENOVELAS: el opio de las mujeres

No importa la época, ni el país, la trama, las subtramas,  ni los actores, ni mucho menos las actrices, tan solo el hecho de ver mínimo tres (03) horas de telenóvelas en el día, es suficiente para la mayoría de las mujeres.

Pueden exister las mejores series de la Televisión, documentales, reality shows, películas taquilleras; pero no, nada tumba a las telenovelas.

Pero ¿cuál ha sido su éxito?

  • Todas las mujeres les gusta ver telenovelas en algún momento de su vida y las mujeres son el 51% de la población, así que es un éxito asegurado.
  • Las telenovelas es para las mujeres como las comiquitas a los niños
  • Las mujeres siempre necesitan de un toque de romantisismo, de cursilerismo; de historias imposibles, inverosímeles e inéditas de cachifas hermosísimas que resultan ser la hija perdida del dueño de la casa, que en un momento se cree que es hermana del joven de la casa, pero que resulta que este principe azul es un cacho que le metió la más bruja, Cruela, esposa de su papaíto perdido.

Así que no solo es criticar este fenómeno, sino que provoca una diarrea mental ver las historias que se ven en muchas de estas telenovelas, especialmente de las mejicanas, las que hace televisa específicamente. Lo cual te hace preguntar no se aburren de ver el mismo cuento balurdo de la cachica más buena, la nueva cenicienta latinoamericana, sufrir por culpa de la más mala. Muchos dirán que hay otras historias y si las hay, pero la telenovela básica es esta, es el mismo guión que se repite una y otra vez, por casi cincuenta (50) años y aún perdura. Historias en donde todo es blanco y negro, o eres el más bueno de este planeta o eres la mismísima bestia con la marca 666 en la nuca; peor en el mundo real las cosas son más grises, nunca eres tan bueno y a veces los malos tienen sus raticos de bondad.

televisa-medios-empresatelevison-370x270

21

Aunque los hombres también vemos novelas, no lo hacemos con las mismas motivaciones que las mujeres–al menos en estos tiempos postmodernos se sea de la tendencia sexual de “batear para el otro lado”–Casi no nos importa las historias, es más cerramos el sentido del oido y solo usamos el de la vista. Esto lo han sabido los productores de estos programas. Te contratan a las más mamis, las más despampanantes, en donde siempre hay carne fresca y las más veteranas siempre se reciclan y te vienen más repotenciadas que las chamitas. Así que si acompañamos a nuestras madres, amigas y parejas, es por el espectaculo visual que se presenta, un delirio de colirio.

_actrices_colombianas

En cuanto a la calidad de las produciones, como se ha visto, parece que las mujeres no se fijan casi en eso, solo es necesario su delirio de colirio también y las más “romántica”  de las historias, aderezado con las malos de las partidas. Pero fijandose bien si estas produciones son venezolanas, no hay mucha calidad, si son mejicanas, es dificil encontrar un a distinta e interesante; las únicas que dan el palo son las colombianas y las mayameras que hace telemundo porque las que hace univisión dejan mucho que desear, son las copias al carbón de las hechas por venevisión, solo que con actores cubanos y argentinos. Algunos dirán ¿y las brasileñas? bueno merecen su mención aparte.

Así que con todo esto, no se responde que las telenovelas son el opio de las mujeres, que si les falta las telenovelas crearía un caos cósmico , se alborotará al 51% de la población mundial. Así que ha producir y a ver las telenovelas.

ENTRADAS RELACIONADAS

Ahora el morado se llama  purpura

Ecología ¿Nueva religión? o tan solo una moda verde

El Supersatelite ¿Pura bulla?

En el Facebook: si te tiras un peo, todos te lo huelen

Ecología ¿Nueva Religión? o tan solo una moda verde

Nos disponemos a ver la tele, a ver cual es el nuevo escándalo político y &%ñ? se gastaron las pilas

¡Malaya!

Se mandan a comprar otro par de pilas y las gastadas pal’ basurero, pero ¡oh! ¡oh! Un grito desgarrador de una cavernosa conciencia te dice que si vas a continuar envenenando los suelos y las aguas con más plomo, cadmio y no se cuantos sustancias tóxicas más.

Piensas y piensas como Tinki Dinki Yu y no hayas que a hacer; recuerdas los mil sopotocientos post y artículos en la prensa en la que se aconsejan enviar las “baterías usadas” a empresas especializadas que se encargan de reciclarlas más eficientemente y por más que lo intentes no vas  a hayar ningún lugar así en Venezuela, al menos que la machaques y las metas en un pote de aluminio y se lo vendas a los chatarreros, sería suficiente para acallar esa ahora recurrente conciencia ecológica.

reciclar

Pero no solo es la pila vomitá que no tenemos más remedio que echarla en el desague de aguas negras más cercano, sino que ya nos planteamos un dilema  en el momento de cortar esa odiosa mata de mamón que nos va destrozar el pozo séptico en el fondo de la casa, ya creemos que es un crimen de lesa humanidad imprimir unas 100 páginas para que nuestro tutor de la tesis nos diga que está todo malo y que en 15 día le llevemos 100 hojas más.

Los ejemplos siguen y siguen, que si llegamos a hacer una protesta de este tipo delante de un tío o del abuelito te tratarían de maricón ecologista.

Me perdonan todos los ecológistas y amigos de lo verde, los hijos de la madre tierra pero en esta Venezuela querida nos falta una morena para embarcarnos en esta moda o neoreligión cuasi-pagana. Y más al ser un país monoproductor del más rastrero de los combustibles fósiles, es como hablar mal de tu mamá, se podría decir con el perdon del pana Jeanfreddy que  un ecologista venezolano es alguién que no quiere a su mamá.

img_amazonas

Críticas aparte y mentadas de madre incluidas y así como el ser tildado de ignorante, insensible por nuestra casa La Tierra, vamos a hablar claro

  • Si se reclica es porque se lo compran los chatarreros
  • No existe organismo, oficina u organización alguna que informe  y recique las pilas y las baterías de carro
  • En la cuanca del caroní y del caura, con auspicio de nuestra honrada Guardia Nacional se envenena cada día con el mercurio de los mineros
  • A la mayoría de la gente solo le importa 15 y último, las light y  cuidarse de los malandros
  • La única cultura ecológista que tenemos son los trabajos de “contaminación del agua y del suelo” que mandaban en la escuelita
  • La ecología es más cara, suena cursi; la mayoría solo compra productos tapa amarilla
  • Ser ecologista demanda que te comportes como el más dogmático de los religiosos, en donde no puedes usar ningun papel tualet al menos que sea un sucio papel reciclado, no te atrevas echarle baigon a unas hormigas porque envenenas la capa de ozono y rompes con un eslabón de  la cadena alimenticia de la sagrada naturaleza.

No suena paranoico, obsesivo compulsivo y hasta ridículo. Claro que debemos no ser malgastadores de nada, ser buenos ciudadanos e incluir en nuestros hábitos el ser un poco amigable con nuestro planeta. Pero no es para tanto, esperemos si esta moda verde que se está conviertiendo en el nuevo evangelio de la postmodernidad llega lejos y dentro de poco veamos gente presa porque voto las pilas en la alcantarilla. Veamos como desde el primer mundo con Oabama encabezándolos se embarcan en una nueva cruzada para salvar el planeta de los baigones, la dependencia de la gasolina, la tala de conucos y de matas de mamones; la capa de ozono, los casquetes polares y la selva amazónica se los agradecería.

Entradas Relacionadas

El efecto C.S.I

El Supersatelite ¿PURA BULLA?

En El Facebook: Si te tiras un peo, todos te lo huelen

LA CONSPIRACIÓN CHINA