El Sapo Laboral

En el competitivo mundo de la fauna laboral abunda este tipo de personaje: el sapo laboral o sin eufemismos por delante, abundan los pajuos laborales. Es tan complicado el accionar de estos espécimenes en el ambiente laboral que estadísticamente hablando todos son probabilísticamente  unos sapos en potencia; porque hasta uno mismo atenta contra su integridad laboral al írsele la lengua más de la cuenta por estar comentando como si de un contacto de Facebook se tratara.

Algunos dirán “Es que es difícil no comentar con los compañeros sobre el jefe látigo que tienen, sus caras de burro diarias como de una foto de muro se tratara, sus prepotencias, los malos sueldos, entre otros temas de inconformidad” Es una catarsis, poder desahogarse de todas las amarguras sufridas en el trabajo; una manera de integrase al proceso de socialización laboral al compartir las vivencias y opiniones entre los compañeros. Todo esta bien, pero después vienen los ayayay “Porqué dije eso, se lo dije a Ramonita, ay eso es como si se lo dijera a todo el mundo” Entonces es necesario conocer más de estos personajes, algunos dirán, “Yo se quienes son los pajuos en mi trabajo, son fulano, mengano y sutano y yo a ellos no les digo nada” Pero como dije más arriba no sabemos quienes son los sapos y los sapotes, por que si como de una novela de espías fuera hay hasta agentes dobles, pajean al jefe pero también pajean a sus compañeros; estos son los más peligrosos, no sabemos a quienes son leales, las verdaderas víboras.

Pero qué hacemos, nos volvemos unos ermitaños laborales, voy cumplo mi trabajo, no hablo con nadie, no entablo amistad con nadie; entro con mi carota de burro del día, me sabe si la jefa vino bien buena hoy o si vino de buen humor ¿Ah? Me digo a mi mismo y se lo digo cuando me pregunten que estoy allí es solo por la quincenita y más nada, me sabe la amistad y todo esa cursilería y romanticismo laboral de mi amiguito de trabajo. Viendo desde esta óptica, tampoco es el camino, definitivamente hay que integrarse, confraternizar, compartir, entablar amistades, hasta enamorarse.

En un destello de observación cuasi científica, desentrañando con la ayuda de los preceptos del comportamiento organizacional, he aquí una descripción de los tipos de sapo más comunes que te encontrarás en tu medio laboral

El Lengualarga: No son sapos por naturaleza, no quieren hacer daño, pero no pueden guardar nada, hablan más de la cuenta; en todo momento y delante de quién sea. Es Fácilmente reconocible, todos le huyen.

Soldadito de batalla o Caballito de batalla: es el imprescindible del jefe, el que hace todo sin chillar, va sube el everest y va al polo ártico sin chistar. Los trabajos más desagradables los hace. Todos lo odian, porque le demuestra a los jefes que los demás son unos flojos, porque si lo hizo Ramirez porque los demás no lo hacen. Generalmente estos soldaditos no son sapos, no quieren pajear a nadie, pero por sus acciones les tumban las trampas a muchos

El Lambiscón: Es parecido al caballito de batalla por lo fiel, pero este es más rastrero, más jala-jala pues hablando, es el que más se distingue. también lo odian, por jala-jala, pendejo y que les hace caer las trampas de los demás. Y ahh este es el que invita al jefe a comer parrilla en su casa y les regala Buchanes 18 años a los jefes, una joyita valiosisima que todo jefe anhela tener.

El lleva y trae: Peligrosísimo, mete a muchos en chisme, hace daño. Muchos lo tienen de aliado porque siempre tiene información valiosa, pero por su misma condición patológica con el chisme puede ser un arma de doble filo.

El Metódico: Este es parecido al soldadito, le gusta su trabajo, lo hace bien, pero en el camino con su mística pajea a sus compañeros. Siempre respetando la metodología, el cronograma, la planificación, los objetivos, la misión y toda esa parafernalia empresarial y organizacional de folleto. Este es el que en el liceo y en la universidad sacaba a los compañeros del trabajo porque no colaboraron. Esta bien ser metódico, pero hay veces que al final también te patearán ese rabo como al trampero y tu metodología no va a darle comida a tus hijos

El hablador de paja: se parece al lengua larga, pero este es un inconformista, habla de todo el mundo, especialmente de su pareja, de los padres, de los jefes, de ellos mismos y cuando te resbales te zumba tu crítica destructiva. parece pana, a veces es agradable escucharlos, se parecen a los casos que relataban las propagandas de regional light, en donde decía que “ser tan transparente no siempre es lo mejor” Así que cuidate y cuida tus espaldas, porque te van a rayar, pajear y avergonzar delante de todos.

El Sapo Mayor: Este es el que abiertamente te pajea de frente, anda a la caza de ver quien se resbala para montarle una acta, hacerle un informe, delatarlo con los jefes. Se parece al metódico, pero al contrario de aquel que hace de sapo por querer su trabajo, ser ético, este lo hace por maldad, por hacer daño, para que te boten. A este todos le temen pero es el que más maquinan para hacerle daño.

Entonces, como es algo inevitable, siempre va a ver sus sapos, los que quieren agradar al jefe para que lo tengan siempre en gracia, los que solo quieren hacer daño; tendremos que tener mucha prudencia, ser muy sutil a la hora de comentar cualquier cosa, hacerle un seguimiento y leer bien a las personas, para ver si son dignos de confianza, contar con un grupo pequeño de camaradería que se confían todo y nadie dice a nada a más nadie. Pequeñas recomendaciones para poder sobrevivir en el ambiente laboral.

Anuncios

3 comentarios el “El Sapo Laboral

  1. Por eso es que hay que estar pilas, no se sabe quién es un Sapo; tienes que estar siempre chequeando quién puede ser uno

  2. Pingback: OPERACIÓN VALKIRIA LABORAL « Desempleado en GUAYANA XD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s