Los Recolectores de Autobuses:Un gran oficio

En el enrevesado mundillo laboral informal, pululan muchos oficios dignos de tomar en cuenta o de al menos ponerse a analizarlos; así es como aquí en DESEMPLEADOENGUAYANA nos pondremos a revisar el oficio del denostado Recolector de autobuses. Si señores, muchos no los hemos topado, al menos que hallamos nacido en cuna de oro y nunca hallan pisado un cuchitril de autobus, felicitaciones a esos afortunados.

Entonces revisando y pensando en esos momentos de hacinamiento con casi 60 personas en un bus, con un sountrack de salsa erótica de three line o un merengue de El Jefri; hay que ver que se tiene que tener un perfil y una vocación para realizar este oficio. Por que si señores, no todos pueden ser recolectores de autobuses, se requiere de mucho guaramo, mucho malandreo, de no amilanarse con nadie, ser un poco envalentonado, alzao, picapleitos, hembrero; así mismo de contar con un lexico  a lo caracas, a lo de por estas calles, cerro arriba, malandroso.

Cabe destacar, que no existe nada parecido con atención al cliente ni nada que se le parezca, el cliente o el pasajero no tienen la razón, son ellos los dueños del bus, deciden en que parada te debes bajar y cuanto cobrarte y ayy si te pones a reclamar, ya que te estas sometiendo a que te descalabren la cabeza con al menos un tubo o si es precavido y se dedica a atracar también, te pega el tiro, en las patas o en la frente, depende de su estado de animo o de la furia del momento.

Otra característica que se debe de resaltar y la cual me llamó poderosamente la atención es que los mismos son unos grandes seductores y cargan locas a todas las carajitas del liceo de los barrios que recorren; levantan más que cualquier loquito, no se visten bien, huelen mal, son una mezcla de jordan-skate y a leguas se ve que al menos se halan su suspiro de pega de zapato o perico si le sacan algo al chofer. Todo el día solo hablan de tirarse unas cuantas latas de regional y que el domingo fueron pa’ el río y se bebieron un garrafon de ventarrón. Si, también son empedernidos alcohólicos.

No hay que decir a estas alturas que son unos vagos, y eso que hacen con gran gusto en el bus, hembrear todas las liceístas, escuchar todos sus chacarrones, pelearse con todos y demostrar que si son machos, llaman trabajo. Esto si es vocación señores, el empleo perfecto alineado con la personalidad del individuo, la teoría si era correcta después de todo.

Por eso todas las alcaldías en Venezuela se hacen la cabeza cuadritos buscando la forma de mejorar el servicio de transporte, la atención del servicio al cliente por parte de los conductores y recolectores. No pueden arreglar esto. El recolector de autobus es un resumen de la idiosincracia del venezolano abusador, vividor, tracalero, que todo lo resuelve con gritos y amenaza. Así que muy dentro de nosotros nos agrada este personaje, es parte importante de esta selva de alimañas que llamamos sociedad, público en general, sino pregunteles a nuestras “niñas del liceo” por qué las vuelve tan locas. Otra explicación posible a eso, se debe a que muchas mujeres les encanta escoger lo peorcito de hombres, muy bien lo ha dicho el pana Jeanfredy en su post “Las mujeres siempre eligen mal” escogen a los rebeldes, a los malandros hablando mejor, y como a estos heroes son una especie de azotes de barrio light de carretera con empleo informal, calzan perfectamente en esos gustos retorcidos darksexual de algunas de nuestras mujeres, sino me quieren creer vean a la detective Lilly Rush, tan seriesita ella entendiéndose con un motorizado rebelde.

Así que señores, cada vez que te montes en un bus, ruega a Dios que el recolector esté contento, esté con su jevita del liceo del momento y no sea hora pico, por que sino, estarás sometido a un bombardeo de amenazas disfrazadas de “colabore caminando para la parte de atrás, tu el de la franelita rojarojita, por favor dele espacio a la señora” Entonces van a tener que sacar a relucir otra particularidad de nosotros los venezolanos, hacer de una calamidad un chiste. Diviertanse con ellos, colaboren y lleguen hasta la cocina, apretejuntense, peguen nalgas con nalgas, rompan el record y de ir más de 60 pasajeros, se un record guinnes pasajero y venezolano, que intenta romperse a cada momento, baila la salsita o el merenguito o el reagueton del momento; no te amargues, deja eso para la casa, para el vecino.  Y celebremos juntos que haya buenos empleos en nuestro país .

Anuncios

Candidatos a Alcaldes y Gobernadores: Un Buen TRABAJO

Ahhh, dando una vuelta por todita Venezuela o aunque no hallamos salido de nuestra ciudad en estos días; las mismas están hacinadas de cuanto vallas y pancartas de sopotocientos candidatuchos y candidatotes de Alcaldes y Gobernadores que se quieren hacer de esa fuente de  güiso que se llaman eufemísticamente CARGOS DE ELECCIÓN POPULAR.

Ante este panorama de “elecciones”, surgen muchas suspicacias al mejor estilo de que “esto me huele a melón”.

Primero: Por qué unos tipos que no los conocen ni sus vecinos y ni sus hijos le piden la bendición, deciden envarcarse en esa ridicula aventura otoñal de ser candidato de alcalde o gobernador; sometiendose casi a un escarnio público a un rayón de proporciones esotéricas. Será que ellos creen que eso va a formar parte de sus curriculum y ya por eso lo irán a contratar más rapido; avisenme para yo hacer lo mismo.

Segundo: será que inscribirse como candidato te ganas unas cuantas unidades tributarias por parte del CNE para admitir que no existe mejor democracia que la venezolana. Esta teoría parecerá muy conspirativa y paranoica pero como se explica que un poco de locos decidan darle trabajo a las empresas de publicidad, sabiendo todos que los únicos que aquí ganan son los rojos rojitos, así sean los candidatos más peorcitos y los de peores calañas. Claro algunos dirán que a veces ganan los otros, pero eso es una rareza, un aguacerito en los medanos de coro.

Tercero: es posible que hacerse candidato forme parte de una lista de superación personal que se hicieron estas personas cuando oyeron algún curso de estos que vieron en su universidad o en un librillo de estos de Pablo Coello.

Cuarto: También debe ser que estos candidatos son más narcisistas, egolatras, exhibicionistas y mitómanos que el que te conté; entonces por eso se exitan cuando ven sus caras en esas pancartas que adornan todos los postes sin luz de nuestras ciudades venezolanas que no salen de una elección, un revocatorio o de un magnicidio o un golpe de estado. Entonces ver sus caras allí es el mejor facebook prehistórico, analógico y real que se pueda inventar, en el cual se le dice a la gente: “yo también se mentir” “también los puedo engañar” “ayudenme a hacerme rico y hacer mis sueños realidad”. Se me ocurre que en ves de ser elecciones se debería llamar “ALCALDE IDOL” “GOBERNADOR IDOL” y la cuña del CNE sería: “en donde tus sueños si se pueden hacer realidad” en donde los votos sería el apoyo que les das a tus candidatos favoritos. Si el CNE hace las elecciones de esta manera votarían hasta los gatos, además estaría más consono con esas propagandas del CNE  en donde salen haciendo sancocho, cuñas al mejor estilo de pedroso y de la tracalera cuña de malta regional promocionando la otra regional.

Quinto: La bola de billetes que se quieren poner todos con los millonarios intereses que generan los situados constitucionales y las partidas de los trabajadores de la educación, la salud y todos los demás.

Analizando todas estas posibilidades la conclusión a llegar es que ser candidato es un buen empleo, muy temporal, pero como en este país todos los años hay elecciones y las campañas duran más de seis (6) meses, eso te puede generar muchos ingresos, aún si no ganas. y eso no es un problema, en cada ciudad siempre hay el sindrome de alcaldes frustados o gobernadores frustrados; son tipos que desde que comenzó a elegirse a estos cargos, los mismos no se pelan una elección, están en todas y en todas vociferan fraude y uno se pregunta ¿será que no se cansan? ¿ no se saben lo que es la palabra bochorno? ¿sus amigos y familiares no lo persuaden que no sigan haciendo el ridiculo, ya que nadie los va a elegir ni para presidente de una junta de condominio? Estas preguntas siempre me las hacía y me imagino que más de uno también, pero haciendo este analisis tan concienzudo y malicioso he llegado a la conclusión que estos candidatuchos de siempre y los nuevos se ganan algo, y no es que se puedan levantar a una loquita de una invación creyendo que les va a hacer la casa y le va a conseguir trabajo, no, debe de haber algún interés económico o una tarifa que le dan. debe de ser así por que sino porque tanto  bicho de estos.

Pero si así la pintan, me están dando las ganas que en las próximas elecciones hago las diligencias para lanzarme de candidato y se quiero ganr me inscribo mañana mismo al PSUV para asegurarme una victoria segura a lo SmartMatic.