POR QUE SIEMPRE LOS BODEGUEROS SERÁN UNOS AMARGADOS

Eso es así, todo buen bodeguero que se precie siempre estará amargado, sea hombre o mujer, adulto, viejo o joven, es una condición nata de ser bodeguero; un sello, una estampa inconfundible, que si no se cumple, estamos ante un alien que se comió nuestro vecino.

Por eso aquí en desempleadoenguayana analizaremos este fenómeno social y laboral que ocurre en nuestras barriadas, el cual es digno de diagnosticar y posiblemente atacar, claro si somos valientes y estemos dispuestos a soportar las furias de nuestros amargados bodegueros.

Antes que nada, es necesario tener un poquito de empatía con nuestros bodegueros, veamos bien que casi siempre son hombres de la tercera edad, o sea viejos los que siempre se meten a abrir bodegas, los jóvenes prefieren más meterse a buhoneros o a taxistas para levantar las jevitas. Y si son jóvenes los que atienden es por que es una obligación que deben de atender la bodega, ya que es el negocio familiar, en donde se paga el kínder de tu hermanito, la escuela de tu hermanita, el liceo de tu hermano y la universidad para ti. No hay para donde coger entonces.

Así que para el bodeguero le sabe a miércoles lo de la atención al cliente, lo del control de precios, que lo que “el cliente siempre tiene la razón”, sus máximas son: “hoy no fío mañana si” “así te pones como un corderito cuando vienes a pedir fiao y así te pones como un bufalo cuando te voy a cobrar lo mío” “no se fía y punto” O sea su afán es presentar toda una guerra psicológica y mediática contra los fiadores, ponerle malas caras para que les tengan miedo. Pero siempre al final les ganamos y le metemos un fiao de unos 3 mil fuertes y más nunca le pagamos. Por eso para el bodeguero todos los que van a comprarle son sus enemigos, quieren arruinarlo, le tienen envidia, le quieren robar su paz mental; por eso cuando vas a comprarle lo haces como pidiéndoles disculpas por molestar al señor ogrobodeguero, los propios shrek de la bodega, por osar molestar su frágil tranquilidad y no dejarlos ver su telenovela de turno.

Algunos bodegueros son sadicones, o sea lascivos y lujuriosos, medio pederastas y pedófilos, en venezolano unos atacones; pretenden cobrar sus deudas de harinapan y blancaflor con favores sexuales a las clientas más buenotas. Son todas unas joyitas. Atienden la bodega semidesnudos—sin camisa—te hablan golpeao, te zumban la mercancía y ay si te faltó vuelto, mejor te fueras quedado callado, te sacan un machete y si son bodegueras se vuelven unas tigras parías.

Igualmente no es necesario abrir una radio comunitaria en el bario, ni un periódico, ni mucho menos un blog; solo es necesario sacarle información al bodeguero; ese lo sabe todo; desde quien le pega cacho a quien, quien se empató con quien, el nuevo novio con carro de la vecina, a quien botaron de la guardia, a quien despidieron, quien golpea a su mujer, quien vende piedra sino es el mismo, quien muchachita inició su vida sexual. Lo sabe todo, de la vida laboral, social, espiritual, familiar, intima, sexual, emocional, política y cultural de sus vecinos, unas enciclopedias del chisme y de la calumnia.

Por supuesto que hay bodegueros panas, estilo Robin Hood, que les fía hasta a los recogelata, que está en todos los velorios y patrocina los café y los sanduches y presta su ranchera para llevar a los vecinos al entierro, que te atiende a las 24 horas del día, le vende las bebidas espirituosas a los borrachitos a las 2 de la mañana, te empeña los sarcillos de gold field y el seiko chimbo. Pero siempre muestran su amargura así se esfuercen en ser solidarios.

Pero por qué esta amargura, ese obstinamiento tóxico y virulento, ese odio visceral a todos los niños. Presentan una frustración memorable y un sentimiento de loser enfermizo. Así que todo ese odio que les sacuden a los clientes, como si fueran prisioneros de sus bodegas, culpándonos como si le hubiéramos maldecidos por alguna esotérica maldición gitana. Resulta en un fenómeno cósmico, una locura de explicar; como alguien que vende bastante en el día, que gana más que un maestro y un médico juntos, anda con una furia de solterona. El problema no es económico, parece que está implicado el factor estrés, un estrés post-traumático de guerra o de catástrofes terrestres. Una maligna presión social, de aguantarse a toda la comunidad, en el que consideran al bodeguero el culpable de todos los males del barrio, el muñeco de judas; el acaparador, el sanguijuela, el sádico, el oportunista, el chismoso; el drácula entonces, todo un psicópata vendedor de pepsicolas y bigcolas; el blanco de todas las envidias, de todas las brujerías y maldiciones de tutankamon. Un don lacra que te vende medio kilito de azúcar y una papeleta de café todas las tardes con esa sonrisita de chupasangre.

Pero todo ese resentimiento social, solo tiene una explicación, ese bodeguero prefiere romperse los lomos y conformarse con 15 y último y no estarse todo el día en su casa como enfermo terminal y esa bodeguera está hastiada de ser ama de casa y bodeguera, prefiriendo estar todo el día en una tienda o limpiando en una oficina. Ellos quieren ser empleaduchos y no dueños de su negocio, aunque nieguen esto así es.

Así que en estos empleos o ocupaciones de nuestro pueblo, podemos ver que hay desempleo parejo, vamos a tener que dignificar estas ocupaciones, profesionalizarlas, darle atención social, así como están haciendo con las farmacias que están siendo compradas por grandes cadenas y transformadas en franquicias.

Así que

¡¡¡FRANQUICIAS DE BODEGAS YA!!!

SOBRE MICHAEL PHELPS

Saliendo un poquito del tema  de los desempleados en Guayana, Hablaremos de lo que está en la cresta de la ola, es necesario revisar este caso. Cada olimpiada tiene sus heroes y en esta de Beijing sobresale el chamo Phelps.

Igualmente algo de notar y de asombrarnos, es que para los atletas venezolanos ganarse una piche medallita de bronce, tardan 20 años y ya van 60 años desde que se ganó una de oro; este chamo en solo una olimpiada lleva 8, es un monstruo.

Pero, siempre hay un pero; a riesgo que me caiga la seguridad nacional, el FBI y la CIA–al menos tendré el apoyo del gobierno en esto– por cuestionar a su nuevo capitan america, hay cierta malicia en mi, y me parace sospechoso esa infalibilidad deportiva de este chamo, 8 medallas ummmmmmm, no les parace extraño, a mi eso me huele a melón, a ustedes no.

No es envidia, pero recordemos que en una olimpiada un negrito rompió el record de los 100 Mts planos en solo 9, 80 y pico–me da flojera buscar en google ahorita–y a los días explotó el peo de que se metía sus polvitos mágicos para hacerse más veloz; yo me dije entonces tanta proeza, tanta eficacia me huele a esteroides, anabolizantes y otras aminoacidos mágicos; recuerden al Mark McGwire y a todos sus panas, tantos jonrones tenían su explicación. No se, de repente Phelps se toma las vitaminas de Herbalife y por eso esa eficiencia.

Entonces pensando y pensando, se me ocurrieron otras teorías que explicaran  tamaña hazaña y se ocurrió que tal vez que en la tierra en donde las fantasías televisivas y cineastas se vuelven realidad–remember 11-S–haya ocurrido un milagro y hubiera nacido una especie de X-MEN mezclado con HEROES, un ser con superpoderes similares a AQUAMAN y si es así el chamo no debería ir a unas olimpiadas a hacer pasar pena a los demás atletas, en especial a los venezolanos.

Otros locos afirmarán que es una especie de alienígena, pero esos no existen, aclaro.

Toatal no especulamos más, solo que el chamo Phelps tiene un gran trabajo, va a ser el consentido de los comerciales de las grandes marcas deportivas, por lo menos de aquí hasta la próximas olimpiadas. Buena suerte, nosotros seguiremos buscando trabajo

CONSPIRACIONES LABORALES

Estamos rodeado de ellas, en menor o en mayor grado, en las cuales hay que vivir con ciertos resquemores, cuidando las palabras escritas y dichas, evitando emitir cualquier comentario de distintos tintes políticos, para así no molestar ninguna conciencia y corazoncito político; en donde siempre te hacen la fatídica pregunta: “TU FIRMASTES” O “TE INSCRIBISTES EN EL PSUV” Estos dos hechos es como defensiva y ofensiva, traición o lealtad, dos caras de una misma moneda, dos formas de demostrar tu posición, es negro o blanco, no hay grises. o Recoges o desparrama, como dijo Jesucristo.

Hay conspiraciones en los sindicatos y en las Gerencias de Personal, mafias, miles de roscas, trafico de influencias, compra de reportes, hasta homicidios se llegan.

Mucha competencia llega a estos niveles, es como si se trasladara el reino animal a este mundillo laboral; hienas peleádose el último antilope enfermo que pudieron casar en la noche. Por supuesto que es de supervicencia conseguir y matener un empleo, la supervicencia del más apto, o la sobrevivencia del mas tracalero y pillo.

Nepotismo, paracaidismo, amiguismo, se imponen a los mejores curriculum y a la tal meritocracia; la experiencia sale a volar ante un padrinazgo de alta gerencia o de altas esferas política.

Así que hay que conspirar también, tumbarle la información a los demás, para ganarle la carrera a alguien más, meterse a paracaidista; llevarle regalitos a las secretarias y la barredoras de oficinas, para tenerlas como espías y radioescuchas de radiopasillos. Comprar lealtades a base de bucanan, dulcitos de lechozas y parrillitas. La pelea es peleando y esto es una guerra, la guerra al desempleo y en este mundillo laboral no hay panas, pedrozo se peló aquí, los panas serán para las caimaneras, tu peores rivales son tus queridos compañeros de estudio, en donde siempre los ves en toda entrevista de trabajo que vayas, así sea una que tengas en Irak. Así que no hay compañerismo, porque después que estés adentro, tus grandes panas del trabajo son los que siempre te echarán la burra pal monte para que no los ganes en la clasificación del cargo, ellos ascenderán y tu te quedarás atrasado en las sagradas lealtades a tus panas.

Tienes que conspirar para meter a tu esposa o a tu hermano, o primo o cuñado para que trabajen en tu empresa, pero hay otros 500 empleados como tú, pensando lo mismo: multiplica eso y suman 2000 personas más, suma también que hay como 500 jubilados más que quieren que sus 5 hijos le den el empleo que tenían ellos. ¡WOW! COMO 2500 PERSONAS MÁS QUE QUIEREN IR PARA ADENTRO. Como 5000 personas que quieren desesperadamente trabajar en esa empresa, no hay espacio para ellas, ni dinero ni nada, que hacen: conspirar, lanzar mil hechizos de santería cubana, pavas criollas, envidias populares, mal de ojos o resignación. Pero cual es la solución: innovar, crear otras empresas o hacerle carreritas a los 500 que ya trabajan allí, venderle bluyines, chaquetas para que no les de mucho frío allí, venderle empanadas en las mañanas o formar cooperativas para venderles las mascarillas y los guantes. Pero nada de eso funciona, queremos plata, vacaciones, utilidades siderales, planes vacacionales para los chamos, primas por hijo nacido, pago de colegios y universidades, o sea queremos beneficios laborales de empleados de google y microsof, jubilaciones de empresas japonesas y permisos y ausencias pagas de empresas venezolanas. Queremos la pura manguangua, tener todo hechecito, no crear nada de cero y no volvernos cochimillonarios como Biil Gates, nos conformamos con quince y último, bonitos millonarios, vacaciones y utilidades, pensiones y jubilaciones, y cargos para nuestros hijos ¡MÁS NÁ!

Pero ese conformismo se fue palca, bien lejos; las nuevas generaciones casi ni lo reconocen. Ajuro y por que sí, hay que innovar, montar su cooperativa de profesionales y piratear a la gente de que somos especialistas, cuando la única experiencia es la pasantía y de vaina, por que es por ley que tienen que aguantarmos tres meses.

Así que mis queridos ingenieros, licenciados y TSU, tenemos que ponernos las pilas y inventarnos una; para ver si salen los Steve Jobs, los Bill Gates, los Mark Zukerberg, los Larry Page, Sergey Brin, Eric Schmidt. Venezolanitos y latinoamericanos.

¡SI SE PUEDE!

ESPERANDO LA LLAMADA MILLONARIA

Pasan los días, las semanas, que luego se convierten en desesperantes meses y que finalmente serán frustantes años, y nada de la llamada millonaria. Estamos como “el coronel no tiene quien le escriba” esperando añacatales por esa famosa llamada. En donde cada vez que suena nuestro celular miramos con desesperación de que número nos llaman, y cuando vemos “mamá” decimos que “querrá ahora” seguro para que le cobre un cheque en el banfoandes.

Se anda en esa zozobra de no dejar el celular cuando salimos a la calle y en casa cargamos ese aparato como si fuera un escapulario y no es porque nos puede llamar la jeva, sino que por mala suerte precisamente llaman el día que lo dejamos en el baño y andabamos limpiando el fondo.

También optamos por poner alrededor de 100 números de celulares en el curriculum, por si las líneas se empatan y no constesta el nuestro, puedan llamar al menos a la bisabuela.

Esa llamada millonaria, es esa la que nos va a sacar las patas del barro, las que no va sacar del barrio, las que nos va a revestir de dignidad como de una baño de Gold Field se tratara, la que lavara nuestra reputación, ya no nos llamaran vago con título; la llamada  a la gran carpa, al big show, de que al fin somo bigleaguer y no unos piches clase AA.

Es la llamada que nos va a dar un fresquito de gloria que refresca el alma, en donde nos  arranca un yeeeesssssss, un yaba yaba do, un yahoo, un coro de aleluyas.

Por esa la paranoia, la pesadilla de tener siempre y prendido el celular, mantenerlo que nunca se dañe, que nunca se apague, como la llama olimpica; por que los minutos que pueda estar apagado pueden ser los minutos en que el cielo te estaba llamando, una septima trompeta, entonces te vas a tener que calar todo tu apocalipsis de infamia y pava hasta que la muerte de salve.

Algunos tienen suerte y los alcanza la llamada millonaria, otros se fosilizan esperandola; depende de muchas cosas: suerte, palanca, milagro, meritos; no se por qué lado reventara pero hay que buscar acelerar esa llamada.

¿Y TÚ TODAVÍAS ESPERAS LA LLAMADA MILLONARIA? O YA TE LLAMARON

QUE DE DEXTER

Ahora hablemos algo de Dexter, no el del niño nerd de cartoon network sino del serial killer de FOX.

A primera vista muy interesante la serie, primero por que ya están grabando la tercera temporada y eso significa que pasó la prueba y no se quedo en el limbo de las fracasadas.

Dexter es un personaje inquietante, como todo serial killer, no tiene emociones, pero algo sí, le gusta el trabajo que hace y eso es importante, por que le trae algo de estabilidad.

Algo curioso de resaltar en todo este culto de los gringos por los serial killer, es que nosotros los latinoamericanos, no tenemos serial killer, sino azotes de barrio, si señores, eso es todo un trabajo en Venezuela, son temidos, respetados y amados por las carajitas. Matan como a cinco personas en la semana, la policía no los atrapa, los jueces se hacen la vista gorda, los fiscales son ineptos y no les presentan cargo y eso que en PTJ saben muy bien que tienen como 40 muertes verificadas; son intocables. Pero los serial kiler, no son intocables, son omnipresentes y omnicientes, casi como un dios, por eso la adoración en los united por ellos. Por que por obra del cine y de las camaras, te presentan unos tipos que saben todo de tu vida, tu pasado, tus gustos, tu lado oscuro. Son como el diablo, saben tu debilidad para atacarte, unos depredadores a temer. Pero nuestros azotes también son a temer; están armados hasta los dientes, siempre andan enpericao y cargan un odio social y un resentimiento milenario que hay del pobre que se le atraviese y si es un riquillo, pobre de él.

Volviendo con Dexter, el hombre es como un hombre de la etiqueta con pinta de CSI, pero algo perturbado, que si no fuera sido por su padre adoptivo Harry ya estaría esperando la pena de muerte. Este vengador anonimo se toma su tiempo para escoger a sus victimas, los cuales son otros serial killer. Así que esta no es otra historia de un loco serial killer o asesino en serie, sino el de un mata serial killer o killer serial killer.

Ya no hallan que inventar los gringos, se ve que les falta unos cuantos azotes de barrio, para que sean serios y se dejen de fantasear con asesinos de corn flakes, eso no es juego.

Pero por supuesto que la serie es interesante, se respira cierta calidad, ante la falta de la misma en las peliculas de ahora tan merchachifes plagada de superheroes de historietas y de juegos de video.

Es muy recomendable. Y aunque la están repitiendo en FOX a espera de la segunda, así nos ponemos al día.

Pero que lecciones aprendemos de Dexter; le gusta su trabajo, el hombre aplicó lo de la vocación profesional, dio en el clavo que aunque sea una rata de laboratorio, se ve comodo en el mismo. pero también se aprovecha de su posición para satisfacer su bajos instintos; habrán otros que se traen las herramientas del trabajo, sacan copias, le dicen a sus compinches del barrio cuando es que van a depositar la nómina y Dexter investiga y selecciona a sus victimas. Así que tiene el trabajo perfecto para un psicopata buena gente que elimina las alimañas que nos meten presos  los jueces.

Así que si te interesa ver otra historia de un serial killer, ambientado en miami, con mucha salsa musical. Esta es tu serie. Hasta que consigas trabajo y tengas que acostarte a las 9 de la noche para parate a las 4 de la mañana.

CAMBIOS QUE PASAN ALGUNOS CUANDO COMIENZAN A TRABAJAR

Cuando estaban desempleados eran los más amables y serviciales amigos y vecinos, aunque algo deprimidos en algunas ocaciones; pero te visitaban constantemente, a amigos, familiares, visitaban a  compañeros de univesidad; cuidaban enfermos, donaban sangre, ayudaban en las mudanzas, decoraban arbolitos de navidad, se ofrecían voluntariamente a amarrar a las hallacas, a sembrarte el maiz en tu conuco, a moler el maiz tierno para las cachapas, a cobrarte los cheques del banco; unas maravillas de personas, en las que todas las viejecitas los llenaban de bendiciones de que consiguieran trabajo rapido y una buena pareja.


Hasta que… consiguieron trabajo.

Al no más cobrar su tercera quincena, se vuelven los más echones del barrio, en donde ya nadie los puede localizar; cambian de celular por que los fastidiosos del barrio y de sus “ex-amigos” lo cargan ladillao pidiendole que les haga una segunda para que les meta su curriculum.

Si señores, luego de veranos de fenomeno el niño como desempleados, consiguen un buen trabajito y se ponen engreidísimos los mismos, mandones y tiránicos. En donde rompen todas las promesas hechas de “cuando consiga trabajo voy a ayudar a mis hermanitos” “cuando consiga trabajo voy a ayudar a mamá a tirar esa placa”

Parece que el nuevo empleo los enferma, los cambia o les hace sacar su verdadera naturaleza. Si cuando andaban pelando eran una alma de Dios, un angel, una maravilla, un corderito; ahora resulta que con unos billeticos que se ganan en la quincena se vuelven unas bestias, odiosas malimañas egoístas, que se enemistan con todos sus amigos y familiares y adopta a otros similares a él o ella.

Por supuesto que habrá sus excepciones, en los cuales al estar en la buena comiendose las maduras, honran sus compromisos y promesas. Pero ahora solo hablemos de estos bestias.

Estos señores y señoras, o dones, si consiguen el trabajo soñado: no visitan a la mamá, ni la llaman y si viven con ella, se mudan. ¡QUE RATAS! Y además alegan, que no tienen tiempo. Y es allí en donde todos empiezan a pensar que mejor se fueran quedado sin trabajo, pelando sí, pero sin venderle el alma al diablo.

Así que estos nuevos ricachones, solo lo que hablan es de riquezas y grandezas; de apartamentos en la playa financiados por el banco; de que me voy a comprar otra “nave” “que te parece una tribleizer” te preguntan con esas bolas, cuando tu viajas en los autobuses gratis que pone la alcaldía o en la bicicleta de reparto de tu tío abuelo que curiosamente nunca tuvo empleo por que no estudió; hacen alarde de sus grandes vacaciones a orlando, a margarita, a la colonia tovar, y te preguntan “nos ha ido” en donde dan ganas de empalarlos–buscar significado– Es como si te comieras una pizza delante de unos niños de la calle y le dices que si ha probado eso y ne le das nada, eso es también un tipo de crueldad, al que llamaremos “CRUELDAD LABORAL”. Así son Puras echaderas, puras pintas, las mejores naves.

Pero que le hacemos, será un virus, que no perdona a nadie en donde todos los desempleados sucumben o es parte de la naturaleza humana que es así de perversa. Habrá que probar.

Bueno mucha precaución y pilas

SE ACABÓ EL MITO DE GUAYANA


Similar al Sueño Americano, era el Gran Sueño de Guayana. Cualquier persona que llegara por estos lares, rapidamente prosperaba, conseguía empleo y le daban una casa a crédito. Y no era por obra de la superchera pseudo leyenda de que al comerse la cabeza de la sapoara te casabas con una guayanesa, esa historia parece una de los tres cochinitos y el lobo. Muchas son las historias de personas que vinieron a pasar unas vacaciones y ahora ya están jubilados, dos negocios, tres carros, siete muchachos y veinte nietos.

Así que crecimos con esas historias, en medio de una ciudad próspera y benevolente con sus hijos; para que irnos a otras ciudades y si estudiabamos afuera, regresabamos, por que ibamos a tener nuestro puesto vitalicio.

Pero creció la ciudad, se multiplicaron las personas, pero no los puestos de trabajo, que siguieron estancados en los años 80. Toda esa abundancia de la Venezuela Saudita, de corruptelas y de cogollocracias, terminaron haciendo mella. Todo ese delirio de la industralización aguas abajos del acero y del aluminio se quedó varado en la biblioteca de la infamia.

La otrora ciudad mejor planificada de latinoamerica y creyéndose una de las mejores del mundo en ese aspecto. La que había sido planifica por los mejores planificadores de harvard, ahora es un mar de eternos conflictos, no falta un día en que hay una huelga, una quema de caucho, un sindicalista muerto, una huelga de hambre; sea este un pensionado, un jubilado, un desempleado, a alguién que botaron de su trabajo. Parece que que como a Ciudad Guayana la hicieron los trabajadores estos mismos por no seguirles dando lo que antes les daba, serán los que la destruirán.

Así que lamentablemente se acabó, se esfumó, pasó a la historia, “el Gran Mito de Guayana” Así mismo, se agotó, ese tanque no da para mas nadie, por eso es que se están matando los pocos que están mamando de esa tetica.

Yo no se que se van a hacer cuando se termine de construir la represa de tocoma; se fregó todo el mundo, así SIDOR la hayan estatizado, así vuelva a contratar los 30.000 trabajadores que tenía antes, nos estamos volviendo chinos, somos muchos y esa muchedumbre está acabando lo poco que queda; somos langostas canibales, con grandes titulos que no pasan de ser unos simples pergaminos.

Pero cual sería la solución, emigrar. Salir de este caos de impotencia y desesperación para ir a un escenario de incertidumbre plagado de menos oportunidades. O se tendrá que buhonizar, bodeguizar, taxidizar toda la ciudad; en una ciudad en la que yo te cambio un brebaje de herba life por siete carreras que te debo; o te doy unos “nai” de La Hoyada por la cuenta que te debo de la bodega.

Será que ante toda esta recesión, de un mercado laboral nulo, de hordas de profesionales al borde de la paranoia, irá a nacer una ciudad cubierta de miles de iniciativas novedosas y exitosas, consentida de los inversionistas y de los capitales. En donde los desempleados hayan renacido en emprendedores.

No se si esta pesadilla, se torne en un final feliz. Pero hay que buscar un plan B

EMPRENDER ES EL RETO!!!

DEFINITIVAMENTE

SOBRE NICK TUP

¡POR FIN! me dejan la televisión libre, dejo descansar un poco la PC y luego de leer unos 80 POST, vuelvo a mi otro pasatiempo, ver series.

Claro luego de batallar con el sobrino viendo Lazzy Town y Las Sombrías Aventuras de Billy y Mandy, busco algo bueno, tropezándome con Nick Tup, tenía tiempo que no la veía, con su historia y trama oscura, retorcida y bestialmente sexual, no es un programa que se pueda ver siempre.

Me sorprendió ver muchos cambios, por supuesto los amantes de la serie, me llamarán ignorante. Pero vi a Christian viviendo con una ahora hipocondriaca Julia y aun Sean ahora actor.

La lección que se puede sacar de esta historia, es que para algunas veces para sobresalir y triunfar en la vida, tienes que arriesgarte a tener tu propia empresa. No esperar que siempre te tienen que emplear. Veamos a estos dos personajes de Nick Tup, se arriesgaron, pasaron bastante calamidades y tienen su propia clinica de cirugía estética en pleno south beach ¡NAGÜARÁ!

Por supuesto que según la historia, los personajes podrán ser muy ricos y exitosos y promiscuos, pero tienen más conflictos y rollos morales y existenciales que te dice que si eso es el éxito prefiero quedarme con mi venta de empanadas.

Bueno hay dos caminos, empleado y emprendedor, cuál eliges. Todos tienen sus pro y contra. Y a través de las historias de las series vamos a ver esos pro y contra.

ÉXITOS….

Bloguear en los Infocentros

Que bueno tener internecito en la casa ¿verdad? no tener esa molestia y esa angustia en los salas web de turno de: ¿Cuántos minutos me quedan?

Es un éxito de la comodidad.

Sí, pero tiene un precio.

Y más para nosotros los desempleados que tenemos que hacer mil maromas para procurarnos la platíca para pagar la mensualidad. Que hacemos, aceptamos malos trabajos solo para no cortar el servicio y conformarnos con Venezolana de televisión o su morocho TVES; o apelamos a una economía de guerra, de ama de casa, de sobrevivencia; a vender tetas, mamones, pumalacas, cirgüelas, bocadillos de tamarindo, o una más ingeniosa y que bien podríamos hacer: irnos a las 3 de la mañana a guardar un puesto en un mercal para vender ese puesto, nos podrían dar unos 3 BsF así aprovechamos y vendemos bolsas plásticas también.

Así señores que me encuentro en esta situación, está por acabarseme la concesión y es crónica de una muerte anunciada que el internet en casa solo haya sido una buena experiencia.

Que me hago, ahora cada día estoy más comprometido con esto de los blogs, como le voy a dar esperanzas a las hordas de profesionales desempleados. Tuve que volver al pasado, en como hacía antes de contar con esta maravilla, ya lo había olvidado, la comodidad provoca amnesia, nos olvidamos de los sinsabores.

Y recordé aquellos días en los que tenía que llamar a los encargados de los infocentros para que me dijeran que como hacía para copiar y pegar en Word.

¡AHH! LOS INFONCENTROS

Me dije…

¡Claro vale!

Ya lo había olvidado, pensé que más nunca iba a vover a usarlo. Tanto lo usaba que me creía merecedor de ser el mejor usuario de los infocentros, pretendía ganarme un premio por el usuario más asiduo.

Esos eran los tiempos de pre-desempleado, o sea estudiante universitario, tesista, pasante.

Para los que no lo sepan, quizá un españolito o mexicanito o mexicanita, un infocentro es una especie de sala web popular que te tratan con una atención al cliente de director de liceo escolar, algo así como un “mercal web” pero sin el despelote, aunque si con sus colitas de 120 minutos. Una cifra normal y promedio para hacer cola en Venezuela.

Y tambiém recuerdo que dejé de ir porque pusieron a todas esas computadoras con ese molesto LINUX, pensé en ese tiempo; que Konqueror, todo con K, que loquera es esa me decía, esto no es serio, parece la hija de popy que Karolina con K. Era lento y pajúo, ya que no abría messenger y a veces ni hotmail, ni chat ni nada. Entonces me la pasaba rastrillando para ir a la sala web de las monjitas del barrio que subsidiaban la cosa, un poco más barato, hasta que se pusieron que no aceptaban que usaramos pen drive.

Hasta que llegó un poco de prosperidad y me conecté con el mundo. Pero si 54 años no valieron para que cerraran a RCTV, un año sobreviviendo para pagar esta conexión parece que está llegando a su fin.

Menos mal que en este año, me interesé en eso de Linux, cual era la buya con todo eso, que diferencias había con Gnome y KDE; salí de la oscuridad y ignorancia y supe que había otro mundo aparte de Windows.

Ahora cuando me planteo cortar el internet, me consuelo que ya estoy más ducho en el Linux, no voy a estar perdido; solo tendré que levantarme temprano para ir a hacer cola y llevarle dulcitos a los que trabajan allí para que me dejen unas dos horas; les digo que escribo un blog y quizá por toda esa parafernalia del socialismo del siglo XXI me den privilegios o quizá me inviten a escribir en aporrea.org; entonces en mi humilde Pc de la casa escribo en mi word pirateado el post que voy a subir y allá en el infocentro lo subo.

Vieron que los infocentros sirven para algo