¿MERCADO LABORAL O MERCADO SALVAJE?

¿MERCADO LABORAL O MERCADO SALVAJE?

Si revisamos el concepto que nos da Chiavenato acerca del Mercado Laboral o mercado de Empleo, el cual “está conformado por las ofertas de trabajo o de empleo hechas por las organizaciones en determinado lugar y época” Podemos darle varias lecturas para poderlo entender a la realidad actual de nuestra querida Guayana y Venezuela en General.

Si le damos vuelta a eso del mercado laboral como un cubo de rubik, tendríamos que ser unos genios o más bien autistas para resolverlo. Ya que para el común de los mortales o los que tienen los pies bien puestos sobre la tierra, este misterioso mercado parece no tener solución, es a la vez maligno y salvaje, o sino pregúntale a alguien lo que es pasar tres años de graduados matando solamente tigritos.

Algunos expertos dirán que existe actualmente una fuerte recesión en dicho mercado, al rompe, no hay chamba para nadie mi hermano, solo para los sortarios quizá o a los que Dios Padre le irradie su misericordia.
Esta extraña, amorfa y malvada institución laboral, es la encargada de que ni siquiera te acepten tu curriculum ni en helados EFE, ya que no hay plazas de trabajo para nadie, no hay ofertas de empleo disponibles y la cuestión se agudiza con los miles de egresados cada año en las universidades; la competencia por los tres tristes carguitos que te lanza el fulano ese mercado lo tenemos que pelear con esa gran jauría que se llama el Mercado de Recursos Humanos (tantos mercados me está haciendo creer que esto parece un MERCAL cualquiera).

Entonces parece que como cualquier mercal, no importa cuan temprano te levantes, siempre vas a tener como a 100 delante de ti; no importa si eres honrado y respetuoso de las normas, siempre se te va a colear alguien, y como el ahijado del sobrino de la cajera que se te adelanta así mismo aparece un paracaídas que te tumba el puesto a última hora. Y que cuando ya crees que vas a conseguir tu tesoro del Caribe, resulta que ya se acabó todo.
Entonces tendré que ser un San Jorge o un Hércules para derrotar a ese dragón, a esa hidra de mil cabezas que es el desempleo, lleno de vicios y viles artimañas.

Es aquí en donde cabe preguntarse que este mercado laboral no será más bien un mercado de salvajes y que como en el universo de J.R.R. TOLKIEN está poblado de algunas criaturas algo asombrosas, llámese taxistas, buhoneros, impulsadoras, bodegueros, amweistas, herbalifeistas, perrocalenteros y demás; en donde existe una cruda competencia entre todos estos para alzarse con esa ollita de oro tan preciada, buscada y deseada como lo es ese carguito; el oasis, el paraíso perdido, la gallinita de los huevos de oro, la tan ansiada estabilidad laboral con todos sus beneficios sociales al muy estilo de Beverly Hills 90210.
¡Sigamos luchando!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s